nav
Sábado 19 de Agosto de 2017

Aprueban Día del Orgullo Heterosexual en Brasil propuesto por un concejal evangélico

El pleno municipal de São Paulo (Brasil), órgano legislativo de la ciudad, ha dado su respaldo a una propuesta para celebrar cada tercer domingo de diciembre el Día del Orgullo Heterosexual, iniciativa promovida por el concejal evangélico Carlos Apolinario.

  • Moralidad    
  • 10 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La marcha del Orgullo homosexual en Brasil, atrae a más de medio millón de personas cada año. En respuesta, diversas organizaciones, entre ellas influyentes iglesias evangélicas, han propuesto organizar la marcha por el Día del Orgullo Heterosexual, como una forma de manifestación pública de apoyo a la familia y el matrimonio heterosexual.

Los legisladores, han aprobado la organización del Día del Orgullo Heterosexual, cuyos representantes y organizadores del proyecto está formado por el grupo ultraderechista demócrata, que pretende con esta celebración “una lucha contra los excesos y privilegios” y un respaldo a la moral y las buenas costumbres”.

La iniciativa, es apoyada por influyentes iglesias evangélicas, que afirman que el orden natural del matrimonio y la familia se está manipulando, por lo que deben hacer notar la verdadera relación Hombre-Mujer instaurada por Dios.

A pesar de que la iniciativa es la primera en su tipo entre los países latinoamericanos, en España el día por la misma causa es celebrado desde el 2007.

Carlos Apolinario, miembro de los Demócratas (formación política brasileña que se define como “liberal”) ha afirmado que su propuesta no es antigay, sino una protesta contra lo que considera “privilegios de la comunidad homosexual”.

Conviene recordar, en este sentido, que São Paulo, es famosa por albergar la que se considera mayor marcha del Orgullo LGTB del mundo, algo que no gusta precisamente a los sectores más conservadores de la sociedad brasileña, y singularmente a los evangélicos, un grupo que cada vez cuenta con mayor poder e influencia social y política.

Se han opuesto a la propuesta de Carlos Apolinario, los once representantes del Partido de los Trabajadores (el grupo más numeroso del pleno municipal) y varios representantes de otros partidos de izquierda e independientes, lo que no ha impedido su aprobación.