nav
Lunes 23 de Octubre de 2017

Pastora asegura que boda transexual en Cuba provocará la ira de Dios sobre esta nación

“Lo que están ganando es nada menos que la ira de Dios”, dijo Yuri Castellanos, pastora cubana de la Primera Iglesia Bautista de Yaguajay a The Christian Post.

  • Moralidad    
  • 17 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La reciente unión entre un hombre gay y una mujer transgénero, ha provocado mucha inconformidad en los evangélicos cubanos. Porque esta es la primera boda de su tipo en Cuba, la cual se realizó el fin de semana pasado, publica The Christian Post.

Los comentaristas dicen que Cuba ha cambiado su actitud hacia los homosexuales y transexuales en los últimos años, y sobre todo ahora porque Mariela Castro, sobrina de Fidel Castro, es actualmente la activista gay más importante que defiende los derechos gay porque dirije el Centro Nacional de Educación Sexual.

“Esta es la primera boda entre una mujer transexual y un hombre gay”, dijo el novio, Ignacio Estrada. La boda se celebró en el 85 cumpleaños de Fidel Castro.

“Es un regalo de cumpleaños para Fidel Castro que recuerde las atrocidades que cometió contra la comunidad homosexual cubana, sobre todo en la década de 1960″, comentó Estrada a Radio Martí.

La “novia” Wendy Iriepa llegó a un salón de bodas de La Habana con un vestido de novia blanco lleno de flores en el pelo y con una bandera del orgullo gay. Iriepa es legalmente una mujer después de la cirugía de cambio de sexo en 2007.

La operación fue parte de un programa piloto de procedimientos de cambio de sexo parte de un sistema universal de atención a la salud del país.

“Como cristianos, creemos que esto es algo que es condenado por Dios, porque la palabra de Dios dice en el libro de Génesis que el hombre y la mujer fueron creados. Lo que están ganando es nada menos que la ira de Dios”, dijo Yuri Castellanos, pastora cubana de la Primera Iglesia Bautista de Yaguajay a The Christian Post.

Los homosexuales fueron reprimidos en 1959 por la revolución de Fidel Castro, con algunos siendo despedidos de sus empleos del gobierno, otros encarcelados, y otros siendo enviados a trabajar en campos o puestos en el exilio.

Foto: La transexual Wendy Iriepa llega a su boda con el activista por los derechos gay y disidente Ignacio Estrada en La Habana el 13 de agosto de 2011. Reuters / Desmond Boylan)