Profesores podrían ser despedidos sino enseñan sobre el matrimonio gay

El debate sobre el tema aumentó después de las declaraciones de Aidan O’Neill, el experto en derechos humanos del Consejo de la Reina. Él cree que los profesores y capellanes que trabajan en hospitales o prisiones se verán afectados negativamente.

  • Moralidad    
  • 1 feb 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El gobierno de Gran Bretaña se prepara para votar sobre un proyecto de ley que legalice el matrimonio gay. El primer ministro, David Cameron, expresó su pleno apoyo al proyecto, para gran disgusto de los conservadores y cristianos que buscan impedir su aprobación.

El debate sobre el tema aumentó después de las declaraciones de Aidan O’Neill, el experto en derechos humanos del Consejo de la Reina. Él cree que los profesores y capellanes que trabajan en hospitales o prisiones se verán afectados negativamente por la aprobación de este proyecto de ley.

Mientras tanto, Maria Miller, Secretaria de Igualdades de Gran Bretaña, declaró recientemente que los maestros y sacerdotes de la Iglesia de Inglaterra no tienen de qué preocuparse porque no se verían obligados a ir en contra de sus conciencias para abordar estas cuestiones.

Miller, sin embargo, le dijo a Radio de la BBC, que los maestros pueden enseñar a sus estudiantes sobre las diferentes posiciones sobre el matrimonio gay, incluyendo a los religiosos, pero que enseñar sobre el tema “de manera equilibrada”, independientemente de sus creencias.

“Obviamente, no esperamos que los maestros sean ofensivos o muestren cualquier tipo de discriminación en el aula, sin importar el tema”, agregó.

Sin embargo, el diario británico The Telegraph, reveló los temores de los empleados de la Secretaría de Estado de Educación. Se confió a la revista que esta nueva ley podría causar que los maestros de las escuelas primarias sean despedidos si no enseñan acerca del matrimonio gay en el aula.

Una fuente que pidió el anonimato y aseguró que el tema está siendo discutido por personas vinculadas a Michael Gove, el secretario de Estado de Educación en Inglaterra. El caso podría terminar yendo a la Corte Europea de Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia, donde se encuentra el Parlamento.

“Tuvimos el asesoramiento jurídico, el problema es que hay esta incertidumbre acerca de estos asuntos”, dijo la fuente al periódico. “Es algo que va a terminar en el control de nueve personas en Estrasburgo. Se tiene alguna duda porque Inglaterra no está en control “, agregó la fuente.

Lo que es extraño es que la mayoría de los sectores de la Iglesia Anglicana, la religión oficial de Inglaterra ya han acordado el matrimonio de personas del mismo sexo e incluso ha disminuido las barreras para los sacerdotes gays para que estos puedan realizar sus actividades como cualquier otro.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post.