Dominicanos evangélicos aseguran que bodas gay no deben ser un “reconocimiento universal impuesto”

CODUE catalogó la unión gay antibíblico y que impactaría de manera negativa la fisonomía de las sociedades actuales que durante miles de años han sido fundamentadas en matrimonios heterosexuales”.

  • Moralidad    
  • 28 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Santo Domingo .- Fidel Lorenzo Merán, presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), opinó ayer que la aprobación de los matrimonios entre parejas de un mismo sexo no debe ser un “reconocimiento universal impuesto” por intereses foráneos o transnacionales.

En un comunicado la entidad, señaló que tampoco debe esgrimirse como un “símbolo de avance en materia de derechos humanos, sino por el contrario, además de ser antibíblico impactaría de manera negativa la fisonomía de las sociedades actuales que durante miles de años han sido fundamentadas en matrimonios heterosexuales”.

Lorenzo Merán advirtió, que a países como la República Dominicana y del hemisferio se les quiere presentar e imponer como un “avance” en las legislaciones constitucionales la aprobación del matrimonio gay, bajo el precepto de que ya han sido aprobados por “países desarrollados”.

“No es un juego. Los activistas gays y los que están de acuerdo con los matrimonios de parejas de un mismo sexo, han logrado el ‘efecto dominó’, logrando la aprobación constitucional en países europeos como Francia y España”, dijo Merán.

Además indicó que el envío al país de James ‘Wally’ Brewster, como nuevo embajador de EE.UU. en República Dominicana, no es casual y forma parte de la política internacional del presidente estadounidense, Barack Obama, de favorecer el activismo de esa minoría hacia países del Caribe y Centroamérica.

Por último, instó a los sectores sociales del país a defender la integridad del matrimonio tal y como fue concebido por Dios y como lo ha llevado la humanidad por miles de años.

Fuente: EFE