nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Ecuador reconoce unión homosexual como derecho constitucional

El presidente Rafael Correa, quien no aprueba el matrimonio igualitario, apuntó que las parejas del mismo sexo tienen el derecho de “registrar en su cédula su unión de hecho”

  • Moralidad    
  • 19 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los homosexuales podrán inscribir en Ecuador sus “uniones de hecho” en el documento de identidad, lo que fue tildado de “gran paso” por dirigentes gay que aún reclaman la aprobación de sus matrimonios.

“Los colectivos GLBTI (gay, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales) tienen todo el derecho constitucional de registrar en su cédula (de ciudadanía) su unión de hecho”, aseguró el el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, durante su informe semanal de labores.

Con esta decisión, que no implica el reconocimiento del matrimonio gay, las minorías sexuales podrán inscribir en su documento de identidad sus uniones de hecho o de convivencia tras su registro ante notario público.

“Es un gran paso”, declaró a la agencia AFP la transexual Diane Rodríguez, presidenta de la Asociación Silueta X.

La decisión “nos hace sentir, ahora sí, ciudadanas y ciudadanos, podemos conformar nuestras uniones y legalizarlas. Nos hace sentir parte del sistema ecuatoriano”, añadió.

La autoridad de Registro Civil no permitía hasta ahora a los homosexuales inscribir sus uniones en el documento de identidad porque no las consideraba un estado civil.

“No se está pidiendo que los GLBTI tengan derechos adicionales sino que tengan los mismos derechos que cualquier pareja heterosexual”, reclamó Carlos Álvarez, representante del Observatorio GLBTI de Ecuador.

Agregó que la inscripción de las uniones de hecho en el Registro Civil ayudará a proteger a los gays “en temas patrimoniales, en temas médicos porque pueden tomar decisiones sobre su pareja si está enferma”.

“Había casos en los que cuando moría un miembro de la pareja, el otro quedaba indefenso” frente a sus derechos civiles, apuntó Álvarez.

La Constitución ecuatoriana concede los mismos derechos a las uniones de hecho que a los matrimonios civiles o católicos, y a partir de esta decisión los homosexuales ganan más reconocimiento legal.

Correa, un católico de izquierda, ha expresado reiteradamente su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo, al tiempo que se opone a la adopción de niños por parte de parejas gays.

“No estoy de acuerdo con la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, porque creo que la naturaleza algo de razón debe tener y que los niños deben estar en la familia tradicional”, expresó el mandatario en una entrevista en mayo de 2013.