Pastor organiza una marcha en contra de la película “50 Sombras de Grey”

El pastor ha orientado a los fieles a no leer la obra y no ver la película. “El sadomasoquismo es buscar el placer en la imposición de un sufrimiento físico o moral hacia la otra persona.

  • Moralidad    
  • 20 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Mostrada en más de mil salas de cine en Brasil, la película “50 Sombras de Grey” es una adaptación del primer volumen de la trilogía de E.L. James, que sigue generando controversia. En Erechim, en Río Grande de Sul, la película fue objeto de una marcha el pasado lunes (16) en favor de la “sexualidad sana”. La manifestación reunió a unas 200 personas y fue organizado por el pastor Geraldino Junior, líder del grupo de jóvenes de la Iglesia Asambleas de Dios en la ciudad.

El pastor ha orientado a los fieles a no leer la obra y no ver la película. “El sadomasoquismo es buscar el placer en la imposición de un sufrimiento físico o moral hacia la otra persona. No estamos en contra de aquellos que ven la película o que van a asistir. Somos una democracia. Estamos en contra del mensaje. El sadomasoquismo es una sexualidad sin amor, sin cariño. Eso es lo que queremos mostrarle a los jóvenes”, argumentó el pastor en una entrevista con G1.

El pastor dice que la idea para el acto, fue organizado en medio de las fiestas de carnaval que ocurrieron durante una conferencia de vacaciones. Entre otros temas, los participantes discutieron la “sana sexualidad, la pureza y el romance”.

Al final de una de las conferencias, el grupo decidió protestar contra el sadomasoquismo como una forma de satisfacción sexual. Fue entonces cuando el filme de la directora de cine Sam Taylor-Wood se convirtió en el tema a discutir.

Sin embargo, según el ministro, no era un acto de protesta, sino una crítica por tanta atención a la película. “La película muestra un abuso de masoquismo. Ella tiene una baja autoestima. Él domina, manipula. Y ella se siente deseada a través de los dones que gana porque cree que al final de la trilogía la amará. Pero en la vida real no es así. Ahí es donde Maria da Penha”, cita, en referencia a la violencia doméstica.

Para el pastor Geraldino, quien también es abogado, la función sólo debe permitirse para más de 18 años. La calificación indicativa es de 16 años. “Creo que a cualquier padre no le gustaría ver a su hija que viva una experiencia así. La propia actriz y protagonista Dakota Johnson declaró en una entrevista con una revista americana, que era “prohibido” para los padres ver la película debido al contenido “inapropiado”, dijo.

Las más de 100 millones de copias vendidas del primer libro de la trilogía de E.L. James fueron la principal motivación de Hollywood para tomar el bestseller de porno suave y llevarlo a la gran pantalla.

“La sexualidad es muy exitosa. La belleza humana atrae. Y la sexualidad es un factor biológico. Una película con gente guapa y este tema atrae a muchos jóvenes. Mi preocupación es que este contenido sea fácilmente accesible. Una niña de 11 años puede conseguir este libro en la biblioteca, la librería, no hay ninguna restricción. Y si ella lo desea, puede practicar estos actos. Como líderes de jóvenes de la iglesia, tenemos la responsabilidad de los jóvenes”, dijo el pastor.