Organización abortista es denunciada por vender partes de bebés muertos

La doctora Deborah Nucatola, una de las directoras de la organización abortista Planned Parenthood [Paternidad Planificada], ha sido vista en un video de negociando las partes de cuerpos de bebés abortados.

  • Moralidad    
  • 16 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un escándalo está encendiendo el debate sobre el aborto en los Estados Unidos, un país donde la práctica es legal desde 1970. La organización Planned Parenthood [Paternidad Planificada] que tiene históricos enfrentamientos legales con organizaciones evangélicas y anti-aborto fue denunciada por una práctica ilegal e inmoral.

La doctora Deborah Nucatola, una de las directoras de la organización abortista ha sido vista en un video de negociando las partes de cuerpos de bebés abortados.

Usando cámaras ocultas, actores se hicieron pasar por compradores de órganos y fetos humanos. Ellos se reunieron con Nucatola en un restaurante.

Obtener piezas “vendibles”

Nucatola, admite vender partes de cuerpos de nacimientos parciales, ocasiones en las que el bebé aún con vida es retirado del vientre de la madre. La jefa del departamento médico de Planned Parenthood, es la que supervisa a los médicos en todas las clínicas de la organización desde el año 2009. También capacita a los nuevos médicos abortistas.

En el video, Nucatola explica que la venta de partes de los cuerpos de los bebés es siempre en efectivo, y que la organización obtiene los beneficios.

Esto establece el tráfico de órganos humanos. En medio de las negociaciones confiesa que utiliza procedimientos de aborto ilegales con el fin de obtener piezas “vendibles” y que toma precauciones para encubrirlo.

Con tranquilidad, mientras toma vino y se come una ensalada, explica que los órganos más populares son (el hígado, el corazón y los pulmones) y que hay todo un cuidado de una hora al hacer el procedimiento de extraerle sus órganos a los bebés.

El video fue filmado y publicado por el Centro para el Progreso Médico como parte de un estudio de periodismo de investigación, que abordó la trata ilegal de fetos por Planned Parenthood durante al menos tres años.

Presente en casi 150 países, esta organización internacional abortista fue denunciada el mes pasado por la organización pro-vida Live Action. Un informe de investigación de tres años sobre las unidades clínicas, afirma que ellos “ocultan sistemáticamente la violación y la esclavitud sexual de menores de edad, también la realización de prácticas racistas y el infanticidio”.