nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Filtros antiporno podrían ser desechados por decisión de Unión Europea

Las nuevas reglas, se votaron en Bruselas lo que permitirá que los proveedores de servicios de Internet (ISPs por sus siglas en inglés) traten todos los contenidos en línea “sin discriminación, restricción o interferencia”, independientemente del material.

  • Moralidad    
  • 29 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

REINO UNIDO.- Los filtros antiporno podrían ser desechados de los proveedores de servicios de Internet después de un fallo de la Unión Europea esta semana. Esto ha sido llamado “chocante” por una obra de caridad cristiana.

Las nuevas reglas, se votaron en Bruselas lo que permitirá que los proveedores de servicios de Internet (ISPs por sus siglas en inglés) traten todos los contenidos en línea “sin discriminación, restricción o interferencia”, independientemente del material.

El efecto de esto será que los ISPs como BT, Sky y Virgin ya no se les permitirán ejecutar filtros antiporno.

CARE, una organización cristiana de caridad, ha criticado la decisión. “Es sorprendente que la Unión Europea muestre tan evidente desprecio por los claros beneficios de filtros en línea”, dijo Nola Leach, CEO de CARE.

“Este fallo es muy preocupante, ya que podría poner en peligro la seguridad de miles de niños y familias en todo el Reino Unido y muchos más niños estarían expuestos a la pornografía en línea.

“Los efectos de esto podrían ser muy perjudiciales y por ello es de vital importancia que el Gobierno deje claro cómo van a responder”.

Parece que la decisión de la UE obligará al gobierno a romper una de sus promesas manifiestas, ya que garantiza explícitamente que implementarían filtros de edad para los sitios pornográficos.

Una gran mayoría respaldó el compromiso manifiesto del Gobierno por regular todos los sitios web que ofrecen contenidos pornográficos a través de la verificación de edad, de acuerdo con el sondeo por CARE en julio de 2015.

El juicio de la UE no sólo ha causado indignación entre los cristianos, sino también entre grupos euroescépticos enfurecidos por el control de Bruselas sobre las leyes del Reino Unido.

“Una y otra vez estamos encontrando que no podemos gobernar nuestro propio país como mejor nos parezca”, dijo Steve Baker, un diputado conservador, que es co-presidente del grupo euroescéptico, los Conservadores de Gran Bretaña.

“Esto parece ser todavía un ejemplo más. Sería muy preocupante si los niños se quedaran en una situación de riesgo como consecuencia de ello”.