Políticos de EEUU temen que el país termine como Sodoma y Gomorra

En el Condado de Blount, en el estado de Tennessee (EE.UU.), miembros de la comisión legislativa (equivalente a los miembros del consejo) decidieron aprobar una resolución pidiendo a Dios que tenga misericordia de los ciudadanos debido a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

  • Moralidad    
  • 13 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU. TENNESSEE.- La aprobación del matrimonio homosexual por la Corte Suprema de los Estados Unidos llevó a los legisladores de una región del país a pedirle a Dios que tenga misericordia de la nación.

En el Condado de Blount, en el estado de Tennessee (EE.UU.), miembros de la comisión legislativa (equivalente a los miembros del consejo) decidieron aprobar una resolución pidiendo a Dios que tenga misericordia de los ciudadanos debido a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

De acuerdo con la información de Christian Post, los legisladores quieren que todo el estado de Tennessee se oponga a la decisión de la Corte Suprema.

“Con una firme confianza en la providencia de Dios Todopoderoso, el Legislativo del Condado de Blount, convoca a todos los funcionarios del estado de Tennessee, el gobernador, el fiscal general y los miembros legislativos de Tennessee, a unirse a nosotros y usar sus autoridades para proteger el matrimonio tradicional de dictámenes judiciales, ataques injustos y de los sistemas financieros enemigos de la justicia, para defender las normas morales de Tennessee “, dice un extracto de la resolución aprobada.

Los legisladores también añadieron al texto de la admisión de que la resolución fue adoptada por temor a que la ira de Dios caída en el condado. “Hemos adoptado esta resolución a Dios, para que él, no destruya nuestra ciudad como lo hizo con Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas”.

Por último, la resolución no dice que reconoce la legitimidad de la decisión de la Corte Suprema, debido a que los magistrados usaron un “poder no delegado a ellos” para legalizar el matrimonio gay, pisoteando los derechos de los estados y las prerrogativas del Poder Legislativo.

Foto: Manifestación en la Corte Suprema de EEUU