nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Seis cristianos protestantes serán juzgados por obstaculizar la destrucción de su templo

La justicia china procesará a seis cristianos que participaron el pasado julio en los enfrentamientos entre cristianos y policías tras la demolición de una iglesia protestante que, según las autoridades, era ilegal.

  • Persecuciones    
  • 27 dic 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un funcionario de la oficina de propaganda del municipio de Hangzhou, capital de la provincia oriental de Zhejiang, declaró que estas 6 personas fueron arrestadas porque se trataba de un edificio ilegal y, segundo, porque intentaron obstaculizar el derribo.

LA DESTRUCCIÓN DE LA IGLESIA
En la tarde del 29 de Julio, un gran edificio de una iglesia domiciliaria que estaba en construcción fue destruido y muchos cristianos fueron arrestados y heridos durante la confrontación.

El edificio de la iglesia domiciliaria estaba siendo construido en la población Che Lu Wan, en el pueblo de Dangshan, distrito Xiaoshan, ciudad Hangzhou, provincia de Zhejiang.

Varios miles de policías anti disturbio, policías militares y trabajadores del gobierno junto con cientos de vehículos militares arribaron y rodearon la construcción de la iglesia. Alrededor de diez mil cristianos evangélicos de la Iglesia domiciliaria llegaron rápidamente a la escena para protestar por la demolición.

El suceso se desencadenó cuando unos 6.000 cristianos, de confesión protestante, se congregaron en el templo, en el distrito de Xiaoshan, y algunos intentaron frenar la demolición en un área en la que se planificaba edificar un centro comercial.

Testigos oculares informaron que la policía utilizó bastones de choque eléctrico y escudos anti disturbios para dispersar a los cristianos, que fueron golpeados y algunos arrestados. Según organizaciones de los derechos humanos, la protesta desencadenó en enfrentamientos en los que participaron 3.000 cristianos y medio millar de policías armados, que dejaron a varias personas heridas.

XIAOSHAN
En Xiaoshan viven unos 80.000 cristianos, según datos publicados por la agencia estatal de noticias ‘Xinhua’.

La iglesia oficial protestante cuenta con 16 millones de seguidores en China. Representantes de entidades politicas y religiosas como el jefe de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams, expresan en sus visitas a China su preocupación por el acoso contra los cristianos.

ACPress.net