nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Denuncian 48 casos de intolerancia religiosa en menos de un año en México

La Barra Nacional de Abogados Cristianos ha documentado 48 casos de intolerancia religiosa en el país, durante la administración de Felipe Calderón, 70 por ciento de los cuales ocurrieron en Chiapas.

  • Persecuciones    
  • 25 sep 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Barra Nacional de Abogados Cristianos ha documentado 48 casos de intolerancia religiosa en el país, durante la administración de Felipe Calderón, 70 por ciento de los cuales ocurrieron en Chiapas.

Rodolfo Stavenhagen, relator especial sobre los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas, de la Organización de Naciones Unidas, recibió un documento de la barra de abogados, según el cual el municipio de San Juan Chamula encabeza la lista con 11 denuncias.

De las 48 agresiones, 34 fueron de grupos identificados como católicos tradicionalistas contra cristianos. De ésas, 11 ocurrieron en San Juan Chamula, siete en Huixtán, cinco en Las Margaritas, cuatro en Chiapa de Corzo, tres en San Cristóbal de las Casas y uno en cada uno de los municipios de La Independencia, Ocosingo, Zinacantán y La Trinitaria.

En el estado de Guerrero ocurrieron seis, cinco en Michoacán, dos en Hidalgo y uno en el estado de México.

Para protestar por los agravios, la barra de abogados cristianos presentó demandas penales contra los agresores. De acuerdo con las quejas, la mayor violencia y persecución contra los evangélicos ocurre en zonas indígenas, por lo que se hace más difícil el acceso a la impartición de justicia.

Entre los ataques más recurrentes que han padecido los evangélicos está la amenaza de expulsión si no cubren las cuotas económicas para las fiestas y la detención de algunos que se negaron a participar en ritos católicos.

En el poblado de Torre Blanca, municipio de Ocosingo, hubo expulsión de evangélicos y sus familias; además de la destrucción de sus propiedades y parcelas han padecido la suspensión del servicio de agua potable y beneficios de Procampo por las autoridades locales. Hubo casos graves, como la emboscada de hombres armados contra protestantes que dejó tres heridos de bala en febrero, en la comunidad de Nichtic, cerca de San Juan Chamula.

Un caso extremo fue la muerte de un cristiano. El 4 de junio, un joven de 20 años fue torturado, ahorcado y sepultado por al menos 30 personas que lo acusaron de predicar el evangelio en la comunidad Jomalhó, de San Juan Chamula.

Si bien el informe presentado a Rodolfo Stavenhagen documenta hechos ocurridos hasta el 9 de septiembre, las agresiones por intolerancia religiosa continúan: el 15 de septiembre católicos del poblado Santa Rita, de La Trinitaria, reactivaron el hostigamiento contra evangélicos de las iglesias Renovación y testigos de Jehová. El hecho ocurrió un mes después de que el gobierno del estado aseguró que había respeto a las diez familias de las Iglesia Renovación, en Chiapas. Una turba de 250 católicos destruyó sus solares urbanos.

Por: Ángeles Mariscal
Fuente: La Jornada y Universo Cristiano