nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Encuentran muerto a Pastor Evangélico secuestrado

El Pastor Evangélico y Empresario mexicano Noé Villegas Trejo, quien fue secuestrado el mes pasado, fue hallado hoy muerto y enterrado en el patio trasero de una casa en la norteña ciudad de Nuevo Laredo en México.

  • Persecuciones    
  • 13 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Elementos de la Policía Ministerial de la norteña ciudad de Nuevo Laredo, lograron la captura de dos integrantes de una banda de secuestradores que plagió hace tres semanas al pastor Noé Villegas Trejo, que fue localizado este día muerto en la casa de seguridad que utilizaban los delincuentes para ocultar a sus víctimas.

De acuerdo a los reportes de la Policía Ministerial, el pastor y empresario identificado como Noe Villegas Trejo, de aproximadamente 50 años de edad, fue secuestrado desde el pasado 23 de Julio, y fue hasta ayer cuando los agentes policíacos descubrieron el cadáver putrefacto enterrado en el patio trasero de la vivienda ubicada en calle Apolo, sin número del Fraccionamiento Viviendas Unidas.

Trascendió que los secuestradores pedían a la familia un rescate de 200 mil dólares, pero como no tenían dinero, sólo pudieron pagar 248 mil pesos, pactando un segundo pago de 600 mil pesos.

La familia de la víctima, al no conseguir dinero para el segundo pago y ante la presión de los secuestradores que los amenazaban con matar a su presa, decidieron denunciar el hecho ante las autoridades ministeriales, pero no sabían que Villegas Trejo ya estaba muerto.

Dentro de las investigaciones, se logró la captura el domingo de dos de los secuestradores, identificados como Lázaro Samaniego García, de 36 años de edad, con domicilio en Dionisio Carreón 1721 de la colonia Américo Villarreal, al poniente de la ciudad, y Jesús Alberto Armenta Jr., hijo de Jesús Armenta Rodríguez “El Chaparro”, identificado como cabecilla de la banda, quien se encuentra prófugo.

Los detenidos, además, denunciaron a sus otros cómplices, a los que identificaron como Jesús Lozano Contreras “El Chuyón”, Edgar Gómez Benavides “El Caballo” y/o “El Pavo”, y otro sujeto que sólo conoce como “El Negro”.

De acuerdo con la declaración de Lázaro Samaniego, él solo fue contratado Jesús Lozano, dueño de un yonque llamado “El Socio”, para cuidar al secuestrado, y que fue el día 25 de julio cuando murió.

Lo enterraron en el patio de la casa y siguieron exigiendo dinero a la familia de la víctima.

La Policía Ministerial continúa las investigaciones y difundió los retratos de la banda de secuestradores, pidiendo a la ciudadanía si los reconoce, que los denuncien ante cualquier autoridad, para evitar que sigan secuestrando y matando inocentes.

Por Cecilio Baltazar Miranda.