nav
Martes 24 de Octubre de 2017

Investigan incendio contra templo, sospechan intolerancia religiosa

Un misterioso incendio, ocurrido en el templo Horizon Bible, pudo haber sido un delito de intolerancia, según sospechan autoridades federales como el FBI.

  • Persecuciones    
  • 8 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un misterioso incendio, ocurrido en el templo Horizon Bible, pudo haber sido un delito de intolerancia, según sospechan autoridades federales como el FBI.

A raíz de la conflagración, se calcinaron totalmente la cocina, un almacén de aparatos electrónicos, dos servicios sanitarios y un salón de actos en donde los fieles acostumbraban reunirse para beber refrescos y comer pastel.

Las autoridades clericales dijeron que el siniestro, ocurrido en el domicilio 14201 McMahon, dejó como saldo pérdidas materiales superiores a los 100 mil dólares y no contaban con una póliza de seguro contra incendios.

La agente especial Andrea Simmons, vocera del FBI en El Paso, dijo que los agentes fueron convocados a la escena del incendio, y también investigan el percance los detectives del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés).

“Hemos abierto una investigación sobre la posibilidad de un crimen de intolerancia, para establecer si hubo un móvil de tipo religioso en el incendio provocado”, explicó la portavoz. “Seguramente fue tan sólo un incendio intencional, sin relación alguna con la actividad religiosa en el templo”.

Cada año, se reportan uno o dos incendios contra templos religiosos como posibles delitos de intolerancia, expuso Simmons, pero dijo no contar con la cifra precisa de incendios contra templos en el país.

Durante el 2006, cuatro delitos de intolerancia fueron cometidos en el Condado de El Paso, como la raza, el origen étnico y tendencias sexuales de las víctimas, de acuerdo con las estadísticas del FBI. “Generalmente, son pocos estos ilícitos en El Paso”, dijo.

Según las estadísticas, la cifra de incendios intencionales descendió un 12.9 por ciento en el 2007, en comparación con el año anterior.

Si se comprueba que el incendio contra el templo nada tiene que ver con crímenes de intolerancia, el FBI se retirará del caso.

El sábado de la semana pasada, unos cien fieles del templo calcinado, del pueblo y de otras congregaciones religiosas se reunieron para retirar los escombros del interior de la infraestructura.

Antes de la medianoche del 29 de julio pasado, los radiopatrulleros fueron enviados al siniestro de la iglesia Horizon Bible.

Robert Wiles, jefe del Departamento de Policía de Horizon, dijo que todavía se desconocen las causas del fuego.