nav
Miércoles 02 de Septiembre de 2015

Muere Pastor por manos de un grupo de ocho sicarios encapuchados y armados con rifles AK-47

Un grupo de ocho sicarios encapuchados, acribillaron la noche del miércoles a los asistentes a una reunión que se celebraba en un centro de rehabilitación de drogadictos.

  • Persecuciones    
  • 18 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Estado mexicano de Chihuahua (norte) vive su jornada más violenta de los últimos años con un total de 23 ejecuciones en menos de 24 horas, incluida la matanza de nueve personas durante una reunión evangelica de un centro para drogadictos y un quíntuple homicidio.

Un grupo de ocho sicarios encapuchados y armados con rifles AK-47 acribillaron la noche del miércoles a los asistentes a una reunión que se celebraba en un centro de rehabilitación de drogadictos en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, asesinando a ocho pacientes y al pastor, según testigos citados por la policía.

Al menos cinco personas fueron heridas de gravedad en el tiroteo, que exhibe la desenfrenada violencia que sufre esta zona, escenario de una guerra entre cárteles de narcotráfico.

Según los testimonios, los criminales se dieron a la fuga “sin prisa” por una calle donde había militares y policías que no hicieron nada por detenerlos. “Llegaron y nos gritaron que nos tiráramos todos al piso y que no volteáramos a verlos”, señaló un testigo a la televisión local.

“En la huida mataron a la persona que corría detrás de mí”, agregó mientras abandonaba el Centro de Integración de Alcohol y Drogas (CIAD) fundado por evangélicos.

Esta ciudad es considerada el escenario principal de la pugna entre el cártel de Sinaloa, encabezado por el prófugo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, y el de Juárez, que lidera Vicente Carrillo Fuentes.