nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Consternación en Venezuela: Masacran a pastor evangélico, su esposa e hija de sólo cuatro años

En la madrugada del pasado jueves fueron hallados en su casa, los cadáveres decapitados del pastor del Centro Mundial de Paz, Jean Carlos Salazar Requena (30), su esposa Ingrid Higuera (33) y su hija Karla Saraí (4). En el interior se encontraron mensajes como: “Satanás te entregamos estas almas”.

  • Persecuciones    
  • 15 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Rastros de sangre por doquier, inscripciones en paredes con frases satánicas y los cuerpos decapitados de una pareja y una niña fueron hallados la madrugada de este jueves, en el interior de una vivienda que alquilaba la familia desde hace un año entre las calles Caracas y Rondón del sector Central de San José de Guanipa.

Las víctimas fueron el pastor evangélico del Centro Mundial de Paz, Jean Carlos Salazar Requena (30), su esposa Ingrid Rafaela Higuera (33), nativa de Calabozo, estado Guárico y con dos meses de embarazo; y su hija Karla Saraí Salazar Higuera (4).

Kaína González, vecina de los fallecidos, dijo que eran cerca de las 3:30 am cuando se despertó sobresaltada tras percibir que algo se estaba quemando.

Inquieta, se asomó por la ventana y observó que de la casa de los Salazar salía humo por la parte del patio. De inmediato notificó al Cuerpo de Bomberos de El Tigre.

A los pocos minutos llegaron las comisiones para sofocar las llamas provenientes de una de las habitaciones. A los efectivos les causó extrañeza que la reja y la puerta principal estuvieran entreabiertas.

Una vez que apagaron el fuego, abrieron un boquete en el techo para que el humo saliera y pudieran verificar si había gente en la residencia.

Las puertas de los cuartos y el baño se hallaban cerradas, pero mayor fue su asombro cuando entraron a los dormitorios y avistaron un cadáver que yacía en el piso, boca abajo, amordazado y parcialmente quemado. Se trataba de Jean Carlos Salazar, cuya cabeza estaba cerca de la cama.

Oscar Herrera, miembro del Centro Mundial de Paz, señaló que la última vez que vio con vida al pastor Salazar Requena y a su familia fue el miércoles a las 8:00 pm, cuando asistieron al evento que usualmente realiza la agrupación en el Hotel La Redoma en El Tigre.

“El hermano estaba en ayuno y aprovechó para reunirse con el grupo celular a fin de estudiar la Biblia, además de aconsejar a jóvenes y adultos que buscan, a través del Señor, enmendar sus errores y vicios como las drogas y el alcohol. Es bueno destacar que a él le agradaba hacer el bien y ayudar al prójimo. Era una familia muy especial”.

Pastores de la ciudad se manifiestan

Ayer, abrumados los pastores de diversas iglesias evangélicas se reunieron para pronunciarse ante los medios de comunicación sobre la muerte del predicador Jean Carlos Salazar y su familia. Señalaron que aunque tienen miedo seguirán en las calles.

Afligido el pastor del Centro Misionero para las Naciones y Coordinador del Capítulo regional de Consejo Evangélico en Venezuela, Wayne Contreras, tras emitir unas palabras llenas de reflexión, afirmó que “Jean Carlos es el primer mártir de la Mesa de Guanipa por predicar la palabra de Dios”.

Con voz entrecortada, el pastor puntualizó que “muchos apóstoles murieron por la verdad verdadera de la palabra del Señor. Y que a pesar del temor y el miedo que existe, no dejaremos de predicar y llevar el mensaje a la colectividad”.