nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Centro cristiano paquistaní solidario con Asia Bibi, condenada a la horca

Asia Bibi, es la primera cristiana condenada a la horca por presuntamente blasfemar contra Mahoma en Pakistán, pese a que en el 2005, el ex presidente Pervez Musharraf promulgó una ley que exime a las mujeres de la pena capital.

  • Persecuciones    
  • 24 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El caso de la cristiana condenada a la pena de muerte en Pakistan, la campesina Asia Bibi, por presunta “blasfemia” contra Mahoma, sigue “muy abierto”, ya que puede resolverse por diferentes vías, incluso desde la correcta interpretación de las leyes antiblasfemias, asegura el Centro de Estudios Cristianos de ese país.

Mehbud Sada, director de este colectivo con base en la ciudad de Rawalpindi, opinó que la sociedad civil paquistaní, incluidos clérigos musulmanes, coinciden en que se está haciendo un uso inapropiado de la ley.

En la mañana del 14 de junio de 2009, Asia Bibi, cristiana de 45 años, labraba la tierra junto con campesinas musulmanas en la aldea de Ittanwali, a 75 kilómetros de Lahore, cuando su capataz le ordenó traer agua para beber. Cargada con una vasija, derramó un poco de agua sobre las ropas del capataz.

Tal situación provocó la reacción airada de otra campesina que le dijo: “Aparta tus sucias manos de cristiana; vas a contaminar nuestra agua porque los de tu religión sois impuros”. Bibi, cansada de aguantar insultos y agresiones de sus compañeras, profirió presuntamente, una “blasfemia” contra el profeta Mahoma.

La presunta “blasfemia”, contra Mahoma será castigada con la horca. Asia Bibi, madre de cinco hijos, fue condenada por un tribunal de Lahore, a la pena capital por blasfemia, según el artículo 295-C del Código Penal, el pasado 8 de noviembre. Bibi, se convierte así en la primera mujer en la historia de Pakistán que podría ser ahorcada si el Tribunal Supremo no anula el veredicto.

El abogado de esta mujer cristiana, ha apelado la sentencia ante el Tribunal Superior de Lahore, un proceso legal que podría alargarse en el tiempo, pero también existe la posibilidad de que el jefe de Estado, Asif Alí Zardari, firme un perdón presidencial.

El gobernador de Punjab, Salman Tasir, visitó días atrás a Asia Bibi, en la prisión y pese a que constató que legalmente no puede conmutar la pena, sugirió que era posible que Asif Ali Zardari, dictara un perdón presidencial. La fuente consultada por EFE añadió que si el caso sigue su proceso en los tribunales, podría tener importancia el hecho de que la campesina confesara haber pronunciado la blasfemia, algo que hasta ahora ha negado.