nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Signos religiosos se convierten en un verdadero conflicto en Europa

El porte del velo en las mujeres musulmans en sitios publicos desencadenó en Europa una controversia severa.

  • Persecuciones    
  • 12 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cada día se está cerrando más el círculo donde la libertad religiosa es coartada. Las Leyes y reglas a diferentes tipos de prohibiciones con respecto al porte visible de señales religiosas. El velo que portan las mujeres Islámicas desencadenó un conflicto que llevó a los gobiernos a tomar posiciones definidas y a ocuparse seriamente del tema para reglamentar todas las manifestaciones religiosas en sus atuendos que atentaran contra la higiene, la seguridad y la moral de sus ciudadanos.

Como hace poco sucedió en Francia.

Los sitios de administración gubernamental, como hospitales, federaciones deportivas, empresas privadas subcontratadas por el gobierno, guarderías, están sujetas a leyes para la prohibición a discreción sobre el porte visible de “ornamentos” religiosos especialmente contra el “velo” que cubre a las mujeres musulmanas.

Las instituciones religiosas han sido más flexibles en el interior con sus reglamentos para la recepción de personal con estas manifestaciones. En las instituciones públicas como los hospitales las personas que reciben el servicio pueden expresar por ellos mismos sus creencias religiosas y pueden ellos mismos escoger sus médicos de diferentes manifestaciones religiosas, si así lo desean.

Todo esto está reglamentado por “leyes”.

Las organizaciones deportivas tienen prohibido la manifestación en los campos de cualquier manifestación de índole religiosa. Solo los campos privados no están sujetos a estos reglamentos.
La regla general es la “Neutralidad”. El Antropólogo Dounia Bouzar, quien publicó el libro: “Laicidad Modo de Empleo”, dice que para asegurar el aprendizaje de los principios de “igualdad, laicidad, mixticidad” y “el código de la acción social y la familia”, se debe de exigir la “discreción religiosa y política” de los animadores juveniles.

En la empresa privada está prevista la libertad religiosa, pero puede ser cuestionada.