nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Protesta islamista contra Asia Bibi podría generar peligro a cristianos pakistaníes

Los líderes radicales afirman: “Asia Bibi, es una mujer blasfema, debería ser repudiada por los cristianos. Cualquier persona que la defiende, un ciudadano común, un político, o Ministro, es culpable de blasfemia con ella”.

  • Persecuciones    
  • 16 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Para los radicales islámicos no es suficiente que Asia Bibi, pase una navidad más en cárcel y sin su familia, esta vez se pronunciaron a realizar una protesta masiva este 24 de diciembre, según informa la agencia Fides, quien asegura que habrá una alianza transversal de grupos radicales islámicos, que incluye partidos religiosos, movimientos islámicos, organizaciones cercanas a grupos terroristas.

La gran manifestación nacional de masas, bajo el lema “Namos-e-risalat”, que significa defender el honor del profeta Mahoma, para decir “no” a la puesta en libertad de Asia Bibi y cualquier modificación de la ley sobre la blasfemia.

La alianza ha lanzado un llamamiento a la “ummah” (comunidad islámica) en todo el mundo, pidiendo el apoyo universal en defensa del Profeta.

Los líderes radicales afirman: “Asia Bibi, es una mujer blasfema, debería ser repudiada por los cristianos. Cualquier persona que la defiende, un ciudadano común, un político, o Ministro, es culpable de blasfemia con ella”.

Fuentes locales dicen que la iniciativa, es provocadora, puede generar violencia abierta en ataques contra los cristianos. La Comisión “Justicia y Paz” de los Obispos de Pakistán ha expresado su “gran preocupación por la creciente tensión, los posibles resultados de la protesta y la situación en la que podrían encontrarse las minorías religiosas, especialmente los cristianos”.

“Uno de los temas más sensibles de la religión islámica, una cuestión de gran impacto emocional: interpretar el deseo de revisión de la ley sobre la blasfemia como un intento de deshonrar al Profeta significa fomentar el odio y el conflicto religioso. Los cristianos han reiterado en repetidas ocasiones su deseo de armonía y paz, y su voluntad de evitar solamente los abusos que esta normativa permite”, explican fuentes a la agencia Fides.

Las principales preocupaciones de las minorías religiosas son, sobre todo, la nueva unidad de muchos partidos políticos y movimientos islámicos, que han lanzado un llamamiento a sus militantes: entre los promotores está el “Jamiat-e-Ulema Islam-F” un partido que ha salido recientemente del equipo de gobierno) con el líder Fazl-ur-Rehman; el “Jaamat-e-Islami”; el “Jammat Ahle Sunnat”; pero también la “Jamaat ul Dawa”, organización humanitaria islámica, expresión del grupo terrorista “Lashakr-e tayyba” y muchos otros grupos más pequeños.

La manifestación también pretende ejercer presión sobre el Parlamento Federal, que en estos días podría examinar la moción presentada por la parlamentaria Sherry Rehman, que propone cambios sustanciales a la ley sobre la blasfemia. Además el 31 de diciembre se realizará una huelga general – por la que se anima a todos los trabajadores de fe islámica a dejar de trabajar – y el 9 de enero 2011 un encuentro público en Karachi.

Mientras tanto, el pastor cristiano Samson Dilawar, que visitó Asia Bibi en la cárcel en los últimos días para llevarle asistencia y consuelo espiritual, ha recibido amenazas de muerte.