nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Judíos de EU se oponen a intento de prohibir la circuncisión

El ciudadano estadounidense Lloyd Schofield lleva varios meses haciendo campaña contra la circuncisión. Sostiene que se trata de una «mutilación genital» que se practica sin el consentimiento del sujeto, sino por la imposición de los padres. En poco tiempo ha conseguido más de 7.000 firmas que apoyan su causa y ha levantado una gran polémica ante la posibilidad de que pueda llegar a referéndum en noviembre.

  • Persecuciones    
  • 16 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Agrupaciones judías y otras organizaciones están en un rotundo desacuerdo contra un intento de prohibir la circuncisión en San Francisco, California, oeste de EE.UU., práctica que podría llegar a referéndum.

Lloyd Schofield, quien se califica a sí mismo como un “intactivista” en la materia, ha estado recaudando firmas para concretar una iniciativa electoral que podría criminalizar la circuncisión infantil en la ciudad californiana.

Schofield afirma haber obtenido en sólo dos meses más de la mitad de las firmas que necesita (7.168) para fines de abril a fin de que el asunto entre en una consulta en noviembre.

Schofield y una creciente comunidad de activistas anti-circuncisión afirman que los niños no deberían ser forzados a participar en una mutilación masculina culturalmente aceptada que puede ser riesgosa para la salud y dismunuir la función sexual e, incluso, comparan el procedimiento con la ablación femenina.

“Es un asunto de derechos humanos”, asegura. “Lo que se hace es agarrar al niño y quitarle la parte más sensible de su cuerpo”.

Organizaciones judías prometieron combatir la medida en caso de que llegue a ser incluida en la consulta.

El director de la Liga Antidifamación, Daniel Sandman, calificó el esfuerzo de Schofield como discriminatorio.

“Esto es hiriente y ofensivo para la gente de la comunidad que considera (la circuncisión) un ritual”, dijo.

Abby Porth, del Consejo Judío de Relaciones Comunitarias, acusó a Schofield de desperdiciar los recursos de la ciudad en una maniobra que difícilmente se hará ley y dijo que la comunidad judía formará una coalición contra la iniciativa, junto a profesionales de la salud y musulmanes -quienes también practican la circuncisión-.

Tanto los defensores como los detractores de la circuncisión esgrimen argumentos sanitarios, pero la investigación médica no apoya ninguna de las dos posturas en particular. La Academia estadounidense de Pediatría afirma que hay tantos beneficios como riesgos en la circuncisión infantil y recomiendan que los padres tomen la decisión.