nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Cincuenta mil cristianos presos por régimen comunista norcoreano

Los cristianos norcoreanos encubiertamente mantienen su fe, algunos con temor de represión y encarcelamiento. La asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) estima que más de 500.000 ciudadanos se declaran cristianos, lo que supone un escaso dos por ciento de la población total, mayoritariamente agnóstica «por obligación».

  • Persecuciones    
  • 18 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas -ONU- reveló que 50,000 cristianos están en las prisiones de Corea del Norte atados, maltratos y sometidos a trabajos forzados, algunos de por vida.

El informe presentado por el nuevo observador de la ONU, sobre la nación norcoreana representa la actual situación de los derechos sociales comunes, donde los describe totalmente quebrantados, además de un régimen totalitario por parte del gobierno, donde cualquier ideología contraria al sistema es condenada a prisiones, donde existen miles de personas, reportó ayer por su parte la agencia católica Fides.

Marzuki Darusman, explica mediante el informe, que el sistema judicial que se ejerce en el estado Coreano, totalmente dependiente del régimen gubernamental, y que por consiguiente contrae los derechos de inculpados casi directamente por el mismo, ya que trabajan paralelamente con él, según explica.

El “sistema de justicia paralelo”, regula el comportamiento de los ciudadanos por medio de sistemas y organismos (Ley de Control de Seguridad Nacional, Comité de juicio de los compañeros, Proceso popular comité para guiar la vida en la legalidad socialista y El Comité de Seguridad para el proceso de castigar a los ciudadanos de Corea del Norte) totalmente idealistas.

Por consiguiente, la represión por ideología es alta, intolerante a las formas de culto y opuesta al pensamiento cristiano, llevando a gran parte de la sociedad a cárceles, donde cumplen en campos de concentración sentencias acompañadas de tortura y tratos crueles e inhumanos.

El Juche (filosofía del régimen coreano), es la única forma de pensamiento totalmente autoritaria en la nación, que juzga severamente a cualquier otra forma de culto occidental o pensamiento que atente contra la forma de gobernar Corea del Norte, entre las que se encuentran el cristianismo con más de 400,000 adeptos, totalmente controlados por una propaganda antirreligiosa perseguidora de los creyentes en Jesucristo.

Según el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo que cada año presenta el Departamento de Estado Americano, la situación de Corea del Norte, es definida como «un régimen estalinista donde la libertad religiosa no existe y con el número más del mundo de presos a causa de la religión».

Y es que en Corea del Norte, no está permitida ninguna presencia religiosa, ya sea budista o cristiana, ni tampoco cualquier práctica de actividad misionera.

El único culto posible es el tributado a Kim Jong-Il, comandante supremo del ejército y jefe de Estado. Cualquier organización religiosa o social debe inscribirse y ser controlada por el Partido Comunista, porque de lo contrario, se exponen a ser perseguidos y castigados con penas severas.