nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Policía china suspende servicio cristiano y arresta feligreses

En China las Iglesias cristianas deben ser aprobadas por el Estado para su libre funcionamiento, pero las “iglesias caseras” se han incrementado en unos sesenta millones de cristianos, sumados a los veinte millones aprobados por el gobierno.

  • Persecuciones    
  • 11 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Policía detuvo el domingo a decenas de feligreses de una iglesia cristiana, no aprobada en Beijing, que trataban de realizar una ceremonia religiosa en un espacio público, luego de que fueron desalojados de su sitio de oración acostumbrado, informó un parroquiano.

Los líderes de la iglesia evangélica no registrada Shouwang, habían pedido a sus parroquianos que se reunieran en un lugar al aire libre en Beijing, para un servicio religioso matutino, pero la Policía, aparentemente puesta sobre aviso de los planes, acordonó el área y detuvo a las personas que acudieron.

El gobierno comunista de China, permite el culto religioso sólo en iglesias aprobadas por el Estado, pero muchos cristianos pertenecen a congregaciones no registradas. Estas “iglesias caseras”, son objeto de acoso por parte de las autoridades.

Se calcula que hay más de 60 millones de cristianos, que acuden a las iglesias independientes en China, mientras que cerca de 20 millones van a la iglesia del Estado, de acuerdo con activistas eclesiásticos.

Un integrante, de la iglesia que acudió a la reunión y logró evadir a la Policía, le dijo a The Associated Press que los agentes se llevaron a unas 200 personas, que permanecían retenidas en las instalaciones de una escuela.

Les confiscaron sus celulares, dijo el hombre, quien dio sólo su nombre en inglés, Kane, por temor a represalias de las autoridades.

Un camarógrafo de la AP, vio a una decena de personas cuando subían a un autobús de la ciudad escoltadas por la Policía para luego partir.

Yuan Ling, pastor de la iglesia Shouwang, dijo por teléfono que no pudo acudir al evento, porque la Policía lo puso bajo arresto domiciliario la noche del sábado. Yuan, dijo que al menos otros seis miembros de la iglesia también fueron detenidos en sus casas.

Los parroquianos de Shouwang habían realizado servicios religiosos en un restaurante de Beijing hasta la semana pasada, cuando fueron desalojados.

Las autoridades chinas han estado alertas ante las reuniones públicas debido a las convocatorias anónimas publicadas en internet para efectuar protestas contra el gobierno como las que se realizan en Medio Oriente y el norte de África.