nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Turba de musulmanes atacan a una iglesia pentecostal

Una turba de musulmanes radicales que impidieron la celebración del Domingo de Ramos. Cientos de cristianos reunidos tuvieron que dispersarse y muchos fueron perseguidos, golpeados y maltratados.

  • Persecuciones    
  • 21 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La iglesia United Pentecostal Churc, en Gujranwala (en Ounjab), Pakistán, fue atacada el pasado 17 de abril por una turba de musulmanes radicales que impidieron la celebración del Domingo de Ramos. Cientos de cristianos reunidos tuvieron que dispersarse y muchos fueron perseguidos, golpeados y maltratados. Sin embargo la policía no ha detenido a ningún musulmán, pero sí a doce cristianos, según publica la agencia Fides.

Eric Isaac, pastor de la iglesia, era el blanco de los extremistas, porque había exigido la liberación de Mushtaq Gill y de su hijo, Farrukh Mushtaq Gill, arrestados el 16 de abril bajo falsas acusaciones de blasfemia.

Sin embargo, el pastor logró huir, entonces los musulmanes tomaron a un anciano de la comunidad, Anwar Khok, y a su hijo. Durante horas les retuvieron y golpearon, diciendo que sólo les dejarían ir “a cambio del pastor”. La Agencia Fides informa del testimonio de testigos oculares, que hablan de una “comunidad cristiana aterrorizada”.

“En los recientes incidentes está claro que la policía es cómplice de los agresores, ya que ha arrestado a los cristianos, víctimas de los ataques”, dice a la Agencia Fides, Haroon Barkat Masih, Director de la Fundación Masishi, que se encarga de la defensa de los cristianos perseguidos, incluida Asia Bibi.

La Fundación Masishi, ha informado que Arif Masih, el cristiano detenido en Faisalabad bajo falsas acusaciones de blasfemia, ha sido puesto en libertad y los cargos en su contra han sido eliminados.

La Fundación, ha presentado a la policía 50 personas, todos musulmanes, que han testificado a favor de Arif, negando las acusaciones contra él. Los testigos fueron amenazados con armas por un grupo de radicales que querían impedirles hacer declaraciones en favor de Arif, que ahora se encuentra con su familia en un lugar secreto porque su vida corre un grave peligro.