nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Tribunal militar de Egipto juzgará a 190 personas por incidentes religiosos

Un tribunal militar juzgará a 190 pesonas en relación con los enfrentamientos entre cristianos coptos y musulmanes salafistas registrados ayer sábado en El Cairo.

  • Persecuciones    
  • 9 may 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Ciento noventa personas serán juzgadas por un tribunal militar en relación con los enfrentamientos entre cristianos coptos y musulmanes salafistas registrados el sábado siete de mayo en El Cairo, que provocaron al al menos diez muertos y 186 heridos, según informó este domingo el Consejo Supremo del Ejército.

“El Consejo Supremo del Ejército, ha decidido remitir a 190 detenidos durante los incidentes del sábado al Tribunal Supremo del Ejército”, se lee en la página virtual del CSE, el órgano que gobierna el país desde el pasado once de febrero, tras el derrocamiento del ex presidente Hosni Mubarak.

Egipto, vivió ayer su peor episodio de violencia religiosa desde el pasado nueve de marzo, cuando murieron trece personas a causa del incendio de una iglesia cristiana. Los enfrentamientos de este sábado comenzaron después de que medio millar de musulmanes salafistas se concentraran en torno a la iglesia cristiana copta de Santa Mina, en el distrito de Imbaba, en El Cairo.

El propósito de los salafistas contra los cristianos coptos, era llevarse consigo a una mujer que supuestamente se había convertido al Islam y que, según ellos, había sido retenida en este templo en contra de su voluntad.

Los salafistas, contaron con el apoyo de otros musulmanes, que intentaron entrar en la iglesia para comprobar si la mujer estaba en su interior.

En plena tensión, los salafistas, agredieron a los cristianos coptos con armas de fuego, piedras y bombas incendiarias, los que se defendieron haciendo uso de medios similares. El Ejército, disparó al aire y utilizó gas lacrimógeno para separar a las partes en conflicto, pero los enfrentamientos continuaron a lo largo de la noche, por lo que las autoridades desplegaron un dispositivo de seguridad conformado por miembros del Ejército y la Policía y por vehículos blindados.

Según, pudo comprobar la agencia informativa Reuters, otra iglesia cristiana de la zona, Santa María, fue incendiada durante la noche y sufrió importantes daños, aprovechando la oscuridad provocada por la suspensión del fluido eléctrico.

Aparte, este domingo se oyeron algunos disparos aislados de fusil en el mismo Imbaba, según pudo comprobar Reuters sobre el terreno. Los vecinos han advertido a los viandantes de que eviten los alrededores de la iglesia de Santa Mina, en los que esta mañana reinó una relativa calma.

La comunidad cristiana del país, que supone el 10 por ciento de los 80 millones de habitantes del mismo, ha denunciado reiteradamente que sufre un trato discriminatorio por parte de las autoridades.

Durante las protestas que concluyeron con el derrocamiento de Mubarak, musulmanes y cristianos se manifestaron por igual, pero las tensiones religiosas no han desaparecido en el país. Algunos cristianos han acusado a las fuerzas de seguridad de haber actuado con demasiada lentitud para dispersar a los salafistas concentrados frente a la iglesia Santa Mina.

Según, el destacado activista de Derechos Humanos egipcio Gamal Eid, el Ejército, se encuentra sumido actualmente en un “estado de confusión” y “tiene miedo de actuar seriamente contra los extremistas salafistas, para que no se le acuse de intentar reprimir estos movimientos”.