nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Consejo Global de Cristianos Indios exige justicia por ataque a una comunidad evangélica

El 19 de junio a las 11:45 de la mañana, un grupo de 40 extremistas hindúes de Baljrang Dal y Vishwa Hindu Parishad (VHP), atacaron a los fieles de la Iglesia La Gracia, una pequeña comunidad protestante Gurur, ubicada en la ciudad del distrito de Durg, en el estado de Chhattisgarh, en el centro de la India.

  • Persecuciones    
  • 23 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Delhi .- El ataque de fundamentalistas hindúes en contra de una pacífica comunidad cristiana, es un acto “reprensible”, y es necesario que sean juzgados con “las normas vigentes en la India secular”, así lo afirmó a la agencia AsiaNews, Sajan K. George, presidente del Consejo Global de Cristianos Indios (GCIC, por sus siglas en inglés), a raíz de la violencia que sufrió un pequeño grupo de protestantes en el estado de Chhattisgarh.

El 19 de junio a las 11:45 de la mañana, un grupo de 40 extremistas hindúes de Baljrang Dal y Vishwa Hindu Parishad (VHP), atacaron a los fieles de la Iglesia La Gracia, una pequeña comunidad protestante Gurur, ubicada en la ciudad del distrito de Durg, en el estado de Chhattisgarh, en el centro de la India.

Durante la redada, los fundamentalistas, dirigidos por Narayana Teke, devastaron el lugar de culto y amenazaron al pastor Thomas Mohan. La comunidad local, está compuesta por una treintena de fieles, los cuales ya llevan dos meses, realizando reuniones de oración los domingos de 9 AM a 12 PM, y nunca han creado problemas de orden público.

Los extremistas robaron fotos y les ordenaron a los cristianos, abandonar la ciudad inmediatamente.

El pastor informó del incidente al Consejo Global de Cristianos Indios, quienes se han comprometido apoyándolos, además de condenar el ataque contra esta comunidad pacífica de evangélicos.

Sajan K. George, dijo que realizan sus cultos en las casas y lo único que desean es vivir como iglesias pentecostales independientes, pero lamentablemente corren “el riesgo de ser detenidos arbitrariamente por la ley sobre la libertad religiosa en Chhattisgarh, la cual sigue vigente desde 1968″.

Según él, Chhattisgarh “es uno de los cinco estados de la India, donde la ley anti-conversión está en vigor, esta ley prohíbe a los indios que se conviertan a otra religión, por lo cual se ha transformado con el tiempo, en un pretexto para detener y encarcelar a cristianos inocentes con pruebas montadas”.

A través del miedo y la intimidación los nacionalistas del partido Bharatiya Janatha Party (BJP), quienes están en el poder desde el 2003, abusan y acosan a los cristianos. “La congregación de la Iglesia de La Gracia, está traumatizada por las amenazas de los agresores, porque podrían ser tratados de acuerdo con las normas de la India secular”, añade Sajan K. George.

Mientras tanto, en la vecina Madhya Pradesh (un estado en el centro de la India), los cristianos denuncian la hostilidad y la incitación a la violencia por parte Prabath Jha, presidente del partido ultra-nacionalista hindú, Bharatiya Janatha Party (BJP).