nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Durante los últimos seis años más de 100 pastores han sido secuestrados y extorsionados

La Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) denunció que “el crimen organizado les está pegando muy fuerte a los pastores del país”.

  • Persecuciones    
  • 15 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) denunció que al menos 100 pastores han sido secuestrados y extorsionados durante los últimos 6 años. Según el pastor Arturo Farela, presidente de Confraternice, “el crimen organizado les está pegando muy fuerte a los pastores del país” e incluso atenta contra jóvenes en rehabilitación por consumo de drogas que reciben tratamiento en templos cristianos y casas de rehabilitación evangélicas.

Uno de los casos más recientes fue del pastor Josué Ramírez Santiago, secuestrado un domingo 10 de abril de este año en Lázaro Cárdenas, Michoacán, publica el diario mexicano El Excélsior.

Farela, relata que un comando entró a la Iglesia El Shaddai, durante un culto dominical y secuestró al pastor Santiago, para luego pedir una recompensa de “alrededor de 20 millones de pesos”.

Arturo Farela, citó también el caso del pastor Eduardo García, de Ciudad Juárez, a quien le mataron a su hijo Abraham y apenas en marzo secuestraron a su hija Griselda, por la que se tuvo que pagar rescate.

A estas intimidaciones y crímenes hacia líderes religiosos, se suman los asesinatos contra jóvenes que son albergados para rehabilitarse en iglesias evangélicas; ejemplo de ello es el ataque que en septiembre de 2009 se realizó en un centro cristiano en Ciudad Juárez.

Las congregaciones cristianas y evangélicas piden a los integrantes del crimen organizado que regresen al camino del bien por medio del arrepentimiento, como ya lo han hecho 151 ex sicarios y ex secuestradores que se han convertido y ahora llevan la palabra de Dios a cárceles de Ciudad Juárez.

Las iglesias evangélicas anuncian que aportarán, además, una agenda de unidad nacional contra el flagelo que azota al país y un análisis para crear conciencia de cómo debe superarse.

Representantes religiosos denunciaron, asimismo, que en los últimos tres años, el crimen organizado “vende seguridad” por un precio de entre 10 mil y 30 mil pesos a congregaciones de iglesias evangélicas y cristianas en 11 estados de la República.

En un reporte levantado estado por estado entre 2008 y 2011, por las mismas asociaciones religiosas, señalan a Baja California, Coahuila, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas, como las regiones de alto riesgo para el ejercicio pastoral.