nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

Encarcelan durante 105 días a un cristiano iraní por evangelizar Irán

Sus interrogadores le dijeron que estaba acusado de amenazar la seguridad nacional, debido a sus actividades de evangelización y su trabajo con un ministerio cristiano.

  • Persecuciones    
  • 14 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Era temprano un 26 de diciembre del 2010, hacía frío. Mehdi Forootan, se sentó en el asiento trasero de una unidad de policía. Los agentes encubierto entraron a su casa en Teherán, Irán. Apenas fue despierto, un oficial le apuntó con una cámara de video.

La agencia Mohabat News, publicó que la policía registró toda la casa de Mehdi Forootan, y otros tres oficiales afirmaban ser de la brigada anti-narcóticos. Los agentes confiscaron libros, computadoras y otros documentos importantes.

Forootan, de 33 años, no tenía miedo, él no era culpable de nada. Había oído que muchos amigos cristianos habían sido arrestados y puestos en libertad. Los oficiales dijeron que querían hacerle algunas preguntas y que regresaría a su casa en pocas horas. Forootan, pensó que podría llegar a tiempo para el sermón de Navidad que había preparado para un grupo de creyentes iraníes que iban a reunirse en una casa esa noche. La cámara estaba todavía filmándolo.

- ¿Sabes por qué te detuvieron?, dijo el oficial que lo estaba filmando.
– No, dijo secamente Forootan.
– Te voy a preguntar por segunda vez, dijo el policía con la cámara.

“¿Sabes por qué te detendrán?
– ¡No!”, respondió Forootan. ¿Por qué, no me dicen por qué me detienen?

El oficial apagó la cámara y miró a Forootan, fijamente hacia los ojos y le dijo: - Yo puedo golpearte hasta que la sangre te salga por la boca y en cada parte de ti. La próxima vez que encienda la cámara, me dirás por qué te estamos llevando detenido, dijo el policía y encendió la cámara de nuevo.
Bueno, supongo que me arrestaron por ser cristiano y por mi fe y en Jesucristo, dijo Forootan.
El oficial apagó la cámara y le preguntó: ¿Quieres volver al Islam?.
– No, dijo Forootan.
– Te llevaremos a un mal lugar, ¿Sabe algo acerca de Evin?
, dijo el funcionario.

El corazón de Forootan, se hundió porque Evin, es una prisión de mala fama, aunque trató de no demostrarlo. - Sí, lo sé, respondió Forootan.

El cárcel lo único que le pusieron que leyera era un Corán

En la prisión de Evin, las autoridades le ordenaron a Forootan que se pusiera un uniforme azul para tomarles unas fotos desde la parte frontal, izquierda y derecha. Forootan, se sentía como un asesino, le dijo a Compass. Las autoridades lo llevaron por un pasillo largo de uso individual de dos metros de ancho, tres metros de largo.

No había cama, ni silla, ni mesa, sólo una manta fina, un pequeño aseo y un lavamanos metálico. Había un Corán y un libro de oración musulmana cerca de la ventana.

“Vas a estar aquí por mucho tiempo, así que resuelva y relájese “, le dijo el guardia de la prisión.

Forootan, pasó muchas noches durmiendo en el suelo desnudo y frío. En la mañana, un guardia de la prisión lo sacó de su celda y lo dejó en el pasillo durante unos minutos.

“Pst, pst, Mehdi!”, Forootan, oyó voces familiares detrás de él. Farshid Fathi , Abdolahi Rasool, Zardouz Mohammad y otros amigos cristianos estaban en otras celdas a lo largo de su corredor. Todos ellos habían sido arrestados el mismo día que él.

Forootan, dijo que las autoridades de Evin, lo llevaron a una sala aparte para hacerle preguntas sin fin. En el interrogatorio le vendaron los ojos. “¿Para quién se trabaja? ¿Por qué visita Afganistán, Turquía y Armenia? ¿Fue un cristiano?”. Lo acusaron de ser un espía y amigo de Israel.

“Me dijeron que si yo les decía todo, podría ser liberado en dos o tres semanas”, dijo Forootan. “Cuando me enteré que ya habían pasado dos o tres semanas, entendí que se trataba de una mala situación y que estaría allí por mucho tiempo”, dice Forootan.

Sus interrogadores le dijeron que estaba acusado de amenazar la seguridad nacional, debido a sus actividades de evangelización y su trabajo con un ministerio cristiano.

Otros aún están detenidos y una desaparecida

El 26 de diciembre de 2010, las autoridades detuvieron a Forootan, esto fue producto de una ola de persecución contra el movimiento de las iglesias clandestinas en Irán. Se estima que las autoridades iraníes arrestaron a más de 120 cristianos en un período de dos meses.

La mayoría de ellos fueron liberados a los pocos días, pero Forootan, estaba en un pequeño grupo que no sería liberado, así que su arresto se extendió aún más y sin ninguna explicación, las autoridades lo liberaron hasta el 9 de abril de 2011.

Farshid Fathi, es otro cristiano que fue detenido el mismo día en que Forootan y todavía está en prisión. No ha habido noticias sobre Noorollah Ghabitizadeh, que fue detenido 24 de diciembre 2010 en Khuzestán.

Abrahim Firouzi, fue detenido el 8 de enero en Robat Karim. Masoud Delijani, fue arrestado 17 de marzo en Kermanshah, pero fue liberado en los últimos meses. La situación y el paradero de Mostafa Zangooyee, una estudiante universitaria que fue detenida el 30 de junio, se desconoce.