nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

“¡Muerte al cristianismo!”, garabatearon vándalos en una iglesia en Jerusalén

Baptist House, está situada, cerca de algunos de los barrios más ortodoxos de Jerusalén, por lo que ha sufrido numerosos actos de vandalismo. En el 2007 el santuario principal fue incendiado.

  • Persecuciones    
  • 20 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

    La conocida iglesia Baptist House, ubicada en el centro de Jerusalén fue objeto de vandalismo durante la noche de ayer en una escena que se está convirtiendo en demasiado familiar para sus feligreses.

    Los autores garabatearon frases vulgares y anti-cristianos en las paredes Baptist House, entre ellas: “¡Muerte al cristianismo!”, “Jesús era un hijo de p…”, y “Te vamos a crucificar”, denunció la revista israelí Christian Today.

    Los vándalos también le pincharon los neumáticos a tres vehículos que había en el lugar, además de garabatearlos con frases soeces.

    La policía sospecha de la participación de los radicales de derecha que han causado daño a las iglesias y mezquitas, en respuesta al desarraigo del gobierno israelí de las comunidades judías en el cumplimiento de las demandas árabes.

    “Los agentes están investigando una fuerte posibilidad de un motivo nacionalista, pero nadie ha sido detenido todavía”, dijo el portavoz policial Micky Rosenfeld.

    La corriente principal del campo nacionalista de Israel, ha denunciado en repetidas ocasiones las acciones de los aparentemente descentralizadas pandillas, haciéndose no responsable.

    Pero Baptist House ha sido objeto de ataques muchas antes que se hicieran tales declaraciones.

    Baptist House, está situada, cerca de algunos de los barrios más ortodoxos de Jerusalén, por lo que ha sufrido numerosos actos de vandalismo. En el 2007 el santuario principal fue incendiado.

    Algunos han sugerido que el aumento general de la hostilidad contra los cristianos y los judíos mesiánicos en los últimos años, es en realidad una buena señal. Como el mensaje del Evangelio que está llegando a más israelíes, por lo que el aumento de la resistencia no puede esperar.