nav
Martes 24 de Octubre de 2017

Iglesia china pide oración por repetido acoso del gobierno ante aproximación de Semana Santa

•Recientemente, una persona que se identificó como el Sr. Yang de la Oficina de Seguridad del Estado de Beijing, en colaboración con otra persona, ha acosado tres veces a un miembro de la iglesia Shouwang, el hermano de Shan Lianfeng.

  • Persecuciones    
  • 27 mar 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Beijing.-Con la llegada de la Pascua y la marca de un año de disputa entre la Iglesia Shouwang y el gobierno chino. Los líderes de la congregación y los miembros se enfrentan al hostigamiento y por lo que están pidiendo a todos los cristianos del mundo que oren por ellos.

Recientemente, una persona que se identificó como el Sr. Yang de la Oficina de Seguridad del Estado de Beijing, en colaboración con otra persona, ha acosado tres veces a un miembro de la iglesia Shouwang, el hermano de Shan Lianfeng.

El Sr. Yang, intimidó a Shan para que abandone la iglesia e hiciera una clara ruptura con la iglesia, pero el acosador del gobierno también pidió Shan que le revelara sus ingresos familiares,la cuenta de ahorros, así como la ubicación donde se está reuniendo la iglesia, ya que la congregación es perseguida para que no se le ceda ningún lugar para que adore a Jesús.

Lo más grave de todo, es cuando un miembro y su esposa de la Iglesia Shouwang, informó al gobierno sobre el quehacer de la congregación convirtiéndose en un informante del Estado. El hermano de Shan ha sido amenazado con arresto domiciliario y pérdida del empleo.

Durante la temporada de Navidad en el 2011, la Iglesia Shouwang, intentó arrendar espacio para realizar los cultos en tres lugares diferentes, les fue negado debido a la presión del gobierno.

La situación a inicios de este año 2012 ha sido la misma. La persecución en los últimos años ha presentado numerosas pruebas, tanto en términos de acontecimientos reales, así como las experiencias personales de los miembros de Shouwang, las autoridades buscan apagar a la iglesia. Esta ha sido una campaña cuidadosamente planificada por Pekín para ensuciar la reputación de las iglesias en las casas grandes de China.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de China Aid Association