nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

EE.UU. evacua embajadas ante la ola de violencia por la película El Juicio a Mahoma

Al menos una persona ha muerto y decenas han resultado heridas en las protestas que continúan desde el lunes en varios países del mundo musulmán contra el video realizado en EE.UU. sobre Mahoma y el islam.

  • Persecuciones    
  • 18 sep 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Washington.- El jefe del grupo libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, advirtió hoy a EE.UU. de “repercusiones peligrosas” si se difunde la película completa sobre el profeta Mahoma, antes estas amenazas y ante la ola de violencia musulmana que ha desatado la película El Juicio a Mahoma o La Inocencia de los Musulmanes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló con los jefes de las misiones diplomáticas del país en varias naciones árabes para ratificarles que su seguridad sigue siendo prioritaria ante las protestas desatadas, dijo hoy un portavoz de la Casa Blanca.

El presidente llamó por teléfono durante el fin de semana a los jefes de las misiones diplomáticas de EE.UU. en Sudán, Túnez, Libia y Yemen para “hacerles saber que está pensando en ellos y que su seguridad sigue siendo una prioridad”, explicó el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, a periodistas en el Air Force One.

Obama “permanecerá en contacto con su equipo de seguridad nacional a lo largo de esta semana, como siempre lo hace”, agregó Earnest.

La prioridad del presidente “es trabajar con su equipo para obtener más información” de los disturbios y protestas contra objetivos estadounidenses en varios países árabes “y asegurarse de que los diplomáticos en el extranjero están a salvo”, sostuvo por su parte Jen Psaki, portavoz de la campaña por la reelección de Obama.

Al menos una persona ha muerto y decenas han resultado heridas en las protestas que continúan desde el lunes en varios países del mundo musulmán contra el video realizado en EE.UU. sobre Mahoma y el islam.

Más violencia en otro países musulmanes

La tensión se ha extendido en las últimas horas a Afganistán, Pakistán, Indonesia y la India, tras los violentos sucesos en Libia, Egipto, Yemen y Sudán.

El peor ataque hasta el momento tuvo lugar el pasado martes en el consulado estadounidense en Bengasi (Libia), donde murieron el embajador Chris Stevens, el también diplomático Sean Smith y los exmilitares Tyrone Woods y Glen Doherty.

Mientras, el jueves decenas de manifestantes irrumpieron en el complejo de la embajada de EE.UU. en Saná (Yemen) y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad, lo que causó cuatro muertos y medio centenar de heridos.

Además, los familiares y el personal no esencial de las embajadas de EE.UU. en Túnez y Jartum han recibido la orden de abandonar las dependencias diplomáticas.

“No viajen a estos países”

“Dada la situación de seguridad en Túnez y Jartum, el Departamento de Estado ha ordenado la salida del personal no esencial de ambos puestos y ha lanzado en paralelo una advertencia a los ciudadanos estadounidenses para que no viajen a estos países”, ha señalado en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

En concreto, se desaconseja viajar a las regiones de Darfur, el Nilo Azul y Kordofan del Sur. “El aeropuerto de Túnez está abierto y se anima a los ciudadanos estadounidenses a salir en vuelos comerciales”, ha especificado el Departamento de Estado.

Además, Washington cerrará este domingo su embajada en la capital de Sudán, Jartum, después de que el Gobierno sudanés rechazase la petición estadounidense de enviar marines para proteger la sede diplomática en el país, según ha informado el Departamento de Estado.

Ayer, miles de manifestantes atacaron las embajadas de Alemania y el Reino Unido en Jartum, y luego intentaron irrumpir en la de EEUU en protesta a la película considerada blasfema por los musulmanes.

Tras la violenta jornada de ayer, la mayoría de las ciudades escenario de disturbios se han mantenido hoy en calma, pese a que la red terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga instó a nuevas protestas para expulsar a los embajadores estadounidenses de los países musulmanes.

Cristianos en Pakistán en riesgo

Según la agencia Fides el film sobre Mahoma ha causado tensión y miedo en los cristianos en Hyderabad, una ciudad en la provincia de Sindh, al sur de Pakistán.

Marchas de protesta enfurecidas se han generado por la difusión de la película lo que ha puesto en la mirilla, edificios e instituciones cristianas. Como informa a La Agencia Fides el p. Samson Shukardin OFM, Vicario General de la Diócesis y Director de la Comisión diocesana “Justicia y Paz”, “la situación es tensa, y entre los cristianos, existe una gran preocupación y temor. Mañana está prevista otra manifestación. Los radicales dicen que no se detendrán hasta que la película no sea prohibido en la web y sus autores castigados”.

En la tarde del domingo, 16 de septiembre, más de 8.000 musulmanes radicales salieron a las calles gritando consignas anti-cristianas, quemando cruces, tratando de atacar a las instituciones cristianas. La multitud se acercó a la catedral católica de San Francisco Javier, tirando piedras y rompiendo las vidrieras de la iglesia, protegida por una muralla. Desde los pisos superiores de algunas casas cercanas dispararon contra la puerta de la Catedral que estaba cerrada.

Una religiosa y su conductor, el laico católico Amir Masih, que querían entrar con el coche en el complejo, han sido detenidos, amenazados y sacudidos con violencia. La religiosa estaba aterrorizada y en medio del caos, el conductor fue herido por un disparo en la pierna y ahora está en el hospital.

Fuente: EFE y Agencia Fides