nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

10 muertos y 145 heridos tras el estallido de un coche bomba contra una iglesia en Nigeria

Según testigos, el terrorista suicida se acercó con su coche a la verja del templo, donde fue detenido por los guardias de seguridad, que le impidieron el paso. El conductor dio entonces marcha atrás y arrolló las puertas del recinto, detonando la bomba que transportaba en el vehículo.

  • Persecuciones    
  • 29 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Kaduna, Nigeria — Un atentado con coche bomba perpetrado este domingo contra una iglesia católica en Kaduna causó al menos 10 muertos, incluido un hombre quemado vivo, y 145 heridos en esta ciudad del norte de Nigeria, blanco de ataques del grupo islamista Boko Haram.

Además de las vidas perdidas durante el atentado, la prensa nigeriana contó al menos otras tres muertes de musulmanes a manos de grupos cristianos enfurecidos tras el atentado contra el templo donde se celebraba la misa dominical.

El ataque fue perpetrado a las 09.45 GMT contra la iglesia católica de Santa Rita, en la localidad de Malali, en el extrarradio de la ciudad de Kaduna, capital del estado del mismo nombre, en el norte de Nigeria.

Según relataron testigos del atentado, el terrorista suicida se acercó con su coche a la verja del templo, donde fue detenido por los guardias de seguridad, que le impidieron el paso. El conductor dio entonces marcha atrás y arrolló las puertas del recinto, detonando la bomba que transportaba en el vehículo.

Pese a que ningún grupo se responsabilizado aún de la explosión, el ataque lleva la firma de la secta islamista Boko Haram, que ha perpetrado numerosos atentados contra iglesias en Nigeria.

Desde 2009, cuando la Policía nigeriana acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales han emprendido una sangrienta campaña que ha acabado con unas 1,400 vidas, según los datos de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch.

Boko Haram, cuyo nombre significa “la educación occidental es pecado”, lucha por instaurar un Estado regido por la ley “sharia” en el norte del país, de mayoría musulmana.

Nigeria se encuentra dividida entre la empobrecida mitad septentrional, principalmente musulmana, y el sur, de mayoría cristiana y rico en petróleo.

Reacción del presidente de Nigeria

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan, declaró recientemente que el grupo intentaba desatar un conflicto entre las dos religiones.

Varios líderes de la iglesia evangélica sostienen que los cristianos se ven obligados a defenderse a sí mismos si no se hace nada por poner fin a los ataques sangrientos.

Fuente: EFE y AFP