nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

El gobierno cubano aún persigue a los cristianos, revela un informe

Aunque algunos cristianos han ido a la cárcel por su fe en los últimos años, el gobierno cubano aún maltrata, margina y se opone abiertamente a los cristianos, especialmente aquellos que viven de acuerdo a sus convicciones bíblicas.

  • Persecuciones    
  • 19 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Mucho se ha escrito y dicho acerca de la nueva temporada de apertura de los cristianos en Cuba. Pero aquellos que son capaces de hablar libremente dicen que la persecución sigue ahí, aunque ahora es más oculta.

Desde que el gobierno redefinió a Cuba como una nación “laica” en 1992 después de haber sido una nación “atea”, los evangélicos han experimentado una era de tolerancia, donde se reúnen sin permiso, pero son ignorados por el gobierno.

Como ejemplo de esta tolerancia, una iglesia de unos 1.000 miembros, ha dado a luz a 18 casas iglesias independientes. Estas nuevas congregaciones varían en tamaño desde 300 hasta 700 personas.

Sin aunque algunos cristianos han ido a la cárcel por su fe en los últimos años, el gobierno cubano aún maltrata, margina y se opone abiertamente a los cristianos, especialmente aquellos que viven de acuerdo a sus convicciones bíblicas.

“La persecución, es una persecución cerrada y ahora está oculto”, dijo un trabajador de la Voz de los Mártires (VOM, por sus siglas en inglés). Otro obrero cristiano en la isla se caracteriza por ser “discreto”.

“Los pastores nos dicen que tenemos un enemigo sin rostro.

Ellos se dan a conocer directamente. A veces no sé quién se ha infiltrado en la iglesia [para informar sobre ellos]”.

Un pastor cubano, llamado “David”, compartió su experiencia con VOM esta semana. “No te dejes engañar por las apariencias”, dijo. “Muchos hermanos… no voy a hablar de esto porque da miedo. Si se habla en Cuba, habrá consecuencias. Van a ser expulsados del país o falsamente acusados de ser contrarrevolucionarios”.

“David”, se convirtió en un creyente cuando tenía 15 años de edad. Su familia lo echó de la casa, y él se vio obligado a trabajar como peón de campo para sostenerse. Él no renunció a su fe, sin embargo, ya a los 22 se convirtió en un pastor. A sus 57 años, ha vivido a través de las décadas viendo como los cristianos cubanos abandonaron la isla y la iglesia fue reducida a unos pocos fieles. Él también llevó a su iglesia a tiempos de avivamiento. Sin embargo, “si quieres ser pastor en Cuba, no puedes decir nada en contra del gobierno”, dijo.

Se le ha interrogado más de 20 veces, se le ha humillado, golpeado y amenazado. Sus interrogadores lo culparon por el crecimiento de su iglesia, acusándolo de utilizar “métodos de adoctrinamiento secreto” de los Estados Unidos. Por estos delitos, se vio obligado a pasar seis meses limpiando excusados públicos todos los días. También se le prohibió salir de la isla durante más de cuatro años. Los funcionarios encargados nunca le dijeron por qué sus permisos de salida nunca fueron concedidos. Siempre había una excusa: “Hemos perdido los papeles” o “nunca nos dieron su aplicación”.

Cuando “David” fue finalmente capaz de obtener una conexión telefónica en su casa, la primera llamada telefónica que recibió fue de la oficina de seguridad del Estado, advirtiéndole que sabían que su número de teléfono y sabían todo sobre él. Incluso describieron el color de los libros en su oficina, y le dijeron: “Podemos hacer que algo le suceda a usted, si queremos”.

Otra forma de persecución es la falta de biblias en la isla. No ha habido una librería cristiana en la isla durante 53 años, y las Biblias sólo se importan a través de las iglesias que son miembros del Concilio Ecuménico (una asociación de iglesias que colabora con el gobierno e incluye sólo el 10 por ciento de todas las iglesias).

La Iglesia que pastorea “David”, no es parte del Concilio Ecuménico. “David” nunca pudo unirse a este grupo adoctrina a sus miembros para alabar a la revolución socialista y el Estado cubano. Así que los miembros que pastorea “David”, nunca tendrán biblias y se tendrán que conformar con unas pocas.

Recientemente, tres funcionarios aparecieron en un servicio dominical en la iglesia de “David”. Le advirtieron que la solicitud que había presentado para construir un parqueo para la iglesia nunca sería aprobado. De hecho, le dijeron que iban a apropiarse de su propiedad y lo utilizarían para una tienda. “Me mantuve firme hacia ellos”, dijo David. “Les dije que no podía hacer eso porque estábamos bajo la protección del Espíritu Santo. Y se echaron atrás”.

Pero también hay oposición en otros frentes. Un vecino de la iglesia, que es donde vive David, les ha estado amenazando. “Este tipo es un brujo y está en contra de nosotros. Se queja sobre el ruido de nuestros servicios”, dijo David. El hombre tiene en marcha una campaña donde está recolectando firmas para expulsar a la iglesia del barrio. “No sé qué va a pasar con eso”, dijo David.

Pero no todo termina allí, en la parte delantera de la iglesia, es el lugar donde las autoridades han optado por colocar un contenedor de basura de gran tamaño que sirve de basurero para el vecindario. “Ha estado allí durante 10 años”, dijo David. La ciudad también se niega a proporcionarle el servicio de gas natural para cocinar, aunque todos los demás vecinos tienen servicio. Negarle el acceso a los servicios a los cristianos es otra forma en que el gobierno simplemente le hace la vida más difícil a los cristianos.

Los mejores trabajos se les otorgan a los miembros del Partido Comunista. Los niños son obligados a renunciar a Cristo y abrazar el comunismo en la escuela. Los jóvenes cristianos a menudo no se les permiten graduarse de la escuela secundaria o entrar en la universidad.

Después de 35 años de servicio en este entorno, David tiene varios problemas de salud. Sus médicos le han aconsejado dejar de pastorear. Otros pastores que conoce están sufriendo de depresión. ¿Le gustaría salir de Cuba? Él dice: “Yo lo deseo con todo mi corazón”, “pero yo estoy esperando por la dirección de Dios. Cuando diga que puedo irme, me iré. Pero por ahora estoy trabajando para el Señor con todo mi corazón”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Israel Today