nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

Joven es acusado de blasfemia por enviar mensajes de texto denigrantes contra Mahoma

Ryan Stanten, ha sido acusado en virtud de la ley sobre la blasfemia, y su familia, incluyendo a su padre con impedimentos físicos, la familia del joven ha estado en la clandestinidad

  • Persecuciones    
  • 15 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un niño cristiano de 16 años de edad, ha pasado a la clandestinidad junto con su familia después de que fue acusado supuestamente de enviar a sus amigos y vecinos de la ciudad de Karachi, mensajes de texto denigrantes en contra del profeta Mahoma.

Por tal motivo manifestantes radicales irrumpieron en su casa y quemaron todos los muebles y electrodomésticos.

Ryan Stanten, ha sido acusado en virtud de la ley sobre la blasfemia, y su familia, incluyendo a su padre con impedimentos físicos, la familia del joven ha estado en la clandestinidad desde la noche del martes de la semana pasada, cuando el clérigo de la mezquita local, Maulvi Ghulam Qadir, le habló a los musulmanes acerca de los mensajes de textos, informó el diario The Express Tribune, el sábado.

Rubina Bryan, madre del niño, fue suspendida el miércoles pasado de la empresa Sui Southern Gas Company (SSGC), donde trabajaba, una vez que se presentó la denuncia en la comisaría local. El mismo día, los manifestantes irrumpieron en su casa en la colonia SSGC, tiraron los muebles y aparatos eléctricos en la carretera fuera de la colonia, y le prendieron fuego a ellos.

Ninguno de los manifestantes ha sido acusado de allanamiento e incendio provocado.

Un oficial de la policía fue citado diciendo: “¿Cómo podemos detener a una multitud donde están los denunciantes?”.

La denuncia fue hecha por Khurshid Alam, empleado de la empresa SSGC, quien dijo ser uno de los que recibió uno de los mensajes al igual que el clérigo local, Qadir.

Un activista cristiano, que no fue identificado, fue citado diciendo que los amigos del chico le habían quitado su teléfono celular y fueron los que enviaron los mensajes. “Ryan, no tenía idea de que los mensajes habían sido enviados y qué tipo de mensajes eran”.

La investigación oficial de Maula Buksh, dijo que la policía ha solicitado a las autoridades que eviten que Ryan y su familia salgan del país.

Según el diario Pakistan Today, hubo una disputa entre la administración SSGC y la madre del acusado, y “algunos funcionarios de la administración que querían que la familia abandonara la colonia”.

La ley sobre la blasfemia, incrustada en las Secciones 295 y 298 del Código Penal de Pakistán, es frecuentemente mal utilizada y se utiliza contra las minorías religiosas (cristianos, chiítas, Ahmadiyyas e hindúes) para que los islamistas justifiquen sus asesinatos. Los islamistas extremistas creen que matando a una persona “blasfema” ganaran una recompensa celestial.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post