nav
Domingo 04 de Diciembre de 2016

Gobierno cubano amenaza con destruir una propiedad evangélica

Según Christian Solidarity Worldwide (CSW), el pastor Bernardo de Quesada, líder nacional del grupo de la iglesia, reveló que una orden del Ministerio Provincial de la Vivienda fue emitida para demoler todo lo que haya en un patio, utilizado por la iglesia para sus reuniones.

  • Persecuciones    
  • 14 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

CAMAGUEY, Cuba. – Los líderes del Movimiento Apostólico, una red no registrada en el gobierno cubano de rápido crecimiento en las iglesias protestantes, han condenado las amenazas por parte de funcionarios del gobierno quienes quieren destruir la propiedad de la iglesia en la ciudad cubana central de Camagüey. Esta iglesia evangélica también pidió al Gobierno que ponga fin al hostigamiento contra los familiares que son miembros de la congregación.

Según Christian Solidarity Worldwide (CSW), el pastor Bernardo de Quesada, líder nacional del grupo de la iglesia, reveló que una orden del Ministerio Provincial de la Vivienda fue emitida para demoler todo lo que haya en un patio, utilizado por la iglesia para sus reuniones.

El pastor de Quesada, señaló que esta demanda, formulada contra la vivienda oficial de Leonel del Risco Franco, donde se reúne la iglesia, contradice directamente la autorización por escrito para la construcción en un patio emitida por otra agencia del gobierno, que ha añadido que “el permiso para este tipo de construcción no es necesario”.

Líderes de la Iglesia, también se quejaron de que el gobierno cubano se está dirigiendo contra los miembros de la familia para hostigarlos que no son otra cosa que asociados con el grupo religioso.

“Otro caso atroz, es que el gobierno ha cortado la electricidad de la casa del ex militar retirado teniente coronel Orlando Porfirio, quien vive con su esposa de 69 años, Nuvia Acosta Ortiz, ellos creen que es un intento de presionar a su hijo quien es un líder de adoración en una iglesia afiliada al Movimiento Apostólico”, dijo un portavoz de CSW.

“El teniente coronel Orlando Porfirio Pérez, no asiste a la iglesia, tampoco su esposa, porque sufren de tumores de tiroides, y no han tenido electricidad desde el 9 de octubre y tampoco han recibido ninguna respuesta a las reiteradas quejas por escrito que se han enviado a los funcionarios del gobierno”.

El Movimiento Apostólico, ha estado bajo ataque en particular por parte de funcionarios del gobierno en los últimos años. Las Iglesias afiliadas al grupo han sido objeto de multas reiteradas, han sido confiscadas o destruidas sus propiedades. Varios de sus dirigentes, entre ellos el pastor Omar Gude Pérez, han sido encarcelado por diversos períodos de tiempo.

Los funcionarios del Comité Central de la Oficina del Partido Comunista de Cuba para Asuntos Religiosos (ORA), se han negado a registrar el grupo religioso. En el 2010, la CSW publicó un video del jefe de ORA, Caridad Diego, quien habló abiertamente acerca de los intentos del gobierno por erradicar al grupo.

“El gobierno cubano no ha respondido a las peticiones de una explicación y sigue manteniendo que hay libertad religiosa en Cuba”, resaltó CSW.

Fuente: Assist News