Muere indígena evangélico tras ser expulsado de su comunidad por católicos mexicanos

Herminio Sánchez Gómez, fue expulsado junto con otros 40 pobladores en junio del 2012 de la comunidad de Yashtinín, municipio de San Cristóbal por católicos tradicionalistas, pero falleció en esta ciudad, como refugiado, esperando regresar a su hogar.

  • Persecuciones    
  • 11 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

San Cristóbal de La Casas Chis. Herminio Sánchez Gómez, un indígena evangélico de 83 años de edad, falleció el martes pasado por causas naturales. El pastor Esdras Alonso González, dijo que “murió con el deseo de regresar a su pueblo”.

Herminio Sánchez Gómez, fue expulsado junto con otros 40 pobladores en junio del 2012 de la comunidad de Yashtinín, municipio de San Cristóbal por católicos tradicionalistas, pero falleció en esta ciudad, como refugiado, esperando regresar a su hogar.

El pastor González, dijo que el anciano murió en las instalaciones del DIF municipal de San Cristóbal, donde pasó los últimos seis meses de su vida en calidad de desplazado por las amenazas de los católicos tradicionalistas.

“Murió con el deseo de regresar a su comunidad –ubicada a 20 kilómetros de esta ciudad–, pero los tradicionalistas que lo obligaron a salir el 14 de junio no se lo permitieron”, dijo el pastor quien resaltó que Herminio Sánchez Gómez, fue velado en las instalaciones del DIF, donde falleció y donde vivía junto con los otros 40 expulsados por intolerancia religiosa, luego al siguiente día fue sepultado en esta ciudad.

Los aproximadamente 40 evangélicos de Yashtinín que fueron expulsados en junio del año pasado, y a principios de septiembre, la asamblea dominada por los tradicionalistas, decidió no permitir su retorno para “mantener la paz y la armonía en el ejido”.

Alonso González comentó por otra parte, que 29 de los 40 evangélicos de la comunidad de San Gregorio, municipio de Huixtán, que también estaban desplazados en esta ciudad desde hace tres años, retornaron en días pasados luego de llegar a un acuerdo con los católicos tradicionalistas.

Afirmó que las últimas tres familias retornaron el pasado 29 de diciembre, y hasta la fecha no han tenido problemas con sus vecinos católicos.

Agregó que en la casa que durante tres años fue rentada por el gobierno estatal en esta ciudad para que se refugiaran, sólo quedan diez protestantes que han decidido no regresar a su comunidad de origen.

Foto: Familia no sabe dónde sepultará a Herminio. * Elio Henríquez. CP

Fuente: La Jornada