nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Chinos cristianos reciben con gozo y lágrimas por primera vez unas Biblias (Video)

En la China continental, la venta de copias de las Escrituras está prohibido por el gobierno, quien es oficialmente ateo. Hay informes que indican que muchísimas Biblias han sido confiscadas y muchas personas han sido detenidas por portarlas.

  • Persecuciones    
  • 20 mar 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El sitio Christian Headlines, publicó un enlace de Mike Law, un misionero que subió a YouTube, un video casero, donde a un grupo de chinos cristianos, se les hace la entrega de unas de Biblias, las cuales son recibidas con desesperación, lágrimas, alegría y amor.

Si bien es cierto no se revela el lugar, donde se hizo la entrega y tampoco dónde se creó el video debe ser por motivos de seguridad, aunque por lo que se ve, parece que la entrega de estas Biblias se hizo a una célula familiar que posiblemente esté pastoreando Law, quien prefirió omitir detalles y destacar el valor que tienen las Biblias para los chinos cristianos.

Con los avances tecnológicos, miles de copias son llevadas en tarjetas de memoria a China, pero no parecen reemplazar la versión en papel.

En la China continental, la venta de copias de las Escrituras está prohibido por el gobierno, quien es oficialmente ateo. Hay informes que indican que muchísimas Biblias han sido confiscadas y muchas personas han sido detenidas por portarlas.

Muchas misiones se dedican a la ardua tarea de penetrar en el país más poblado del mundo, con copias para distribuirlas entre la iglesia clandestina, que está muy extendida en el país.

Sin embargo, ante la persecución del gobierno, los chinos cristianos han hechos copias de la Biblias escritas a mano, pero por lo general, sólo los líderes tienen sus copias.

Hace años, David Aikman, autor de “Jesús en Beijing”, destacó la incongruencia del gobierno chino de prohibir la religión en el país, pero en las librerías comunes y corrientes pueden encontrarse libros de budismo, ateísmo, Islam, incluyendo el Corán, no así la Biblia.