Musulmanes derriban los muros de una iglesia cristiana en Indonesia

Dikdik Astra, jefe de la policía del Servicio Civil, dijo que estaba simplemente siguiendo órdenes del distrito. También negó las afirmaciones de Jakarta Legal Aid Foundation y de los líderes de HKBP que él y los funcionarios de Bekasi, fueron presionados por los islamistas.

  • Persecuciones    
  • 29 mar 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una Iglesia cristiana, en el subdistrito de Bekasi de Yakarta, en la isla indonesia de Java, se había estado reuniendo en una casa residencial cada domingo durante los últimos 13 años. Pero cuando la congregación ascendió a 600 miembros, el pastor Leonard Adven Nababan, pidió un permiso para construir un templo. La iglesia obtuvo las firmas de 60 vecinos no cristianos, como lo requiere la ley, para obtener la aprobación.

La Iglesia había cumplido todos los requisitos del permiso, pero estaban conscientes de que los gobiernos locales en Indonesia eran lentos y que tardarían en aprobarles la construcción del templo, sin embargo, Nababan, ordenó la construcción, sin embargo, cuando las paredes comenzaron a edificarse en enero, unos 750 musulmanes de Bekasi, salieron a las calles para protestar.

El 5 de marzo, la policía selló el sitio y le dijo a los ancianos de la iglesia que demolerían lo que habían construido.

Funcionarios de Bekasi, declararon que las 60 firmas eran falsas, así que enviaron a su propio equipo de demolición la semana pasada, para que destruyeran, los muros del futuro templo en un sector llamado Taman Sari. Cerca de 150 miembros de la Iglesia Protestante Batak, comúnmente conocida como HKBP, estaban esperando, cantando himnos y orando.

“Cerraron los brazos y se quedaron justo en frente de la iglesia para detener el equipo de demolición”, dijo un testigo de la demolición. “El pastor de HKBP se puso en medio de su congregación. Él les dijo: “Nosotros somos parte del Cuerpo de Cristo”.

Cerca de lo que sería un nuevo templo cristiano, unos 300 musulmanes aplaudían y gritaban “Alabado sea Alá”.

Dikdik Astra, jefe de la policía del Servicio Civil, dijo que estaba simplemente siguiendo órdenes del distrito. También negó las afirmaciones de Jakarta Legal Aid Foundation y de los líderes de HKBP que él y los funcionarios de Bekasi, fueron presionados por los islamistas.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News