nav
Domingo 04 de Diciembre de 2016

Pastor Saeed Abedini tras ser torturado en una cárcel de Irán: “Yo no me reconozco”

El pastor afirma que le dijo a uno de sus verdugos que él le perdonaba, tan así que “el amor es fuerte como la muerte”, explicó Saeed concluyendo que “el gozo del Señor es mi fortaleza”.

  • Persecuciones    
  • 25 mar 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

A finales del mes de enero del año en curso, un tribunal iraní condenó al pastor Saeed Abedini, -32 años de edad-, a ocho años de prisión. Abedini, nació en Irán, pero tenía la ciudadanía estadounidense, sin embargo, tras regresar a su país natal para continuar predicando la Palabra de Dios como misionero, fue detenido y encarcelado por las autoridades iraníes en septiembre del 2012.

Tras permanecer encarcelado, Abedeni, logró escribirle una carta a su familia donde revela que ha sido, tan torturado que tras las golpizas que ha recibo el pastor dice que no se reconoce.

“Tenía el pelo rapado, mis ojos estaban hinchados más de lo que debería haber sido, mi cara estaba hinchada…”, escribió.

Después de varios golpes en los interrogatorios a manos del régimen islámico radical, el pastor Abedeni, escribió que la enfermera que iba a curarlo le dijo que no podía hacerlo porque “en nuestra religión usted es inmundo. . . . ¡Los cristianos son inmundos!”, le dijo ella agregando que no podía darle los medicamentos que le daban a otros presos porque ella podía quedar sucia e inmunda.

Lo dicho por el pastor, confirma que hasta el momento no ha recibido ningún tratamiento médico pero tras la presión internacional, las autoridades iraníes le han prometido un tratamiento médico, pero esto indica lo difícil que será lograr que Irán mantenga su palabra.

Saeed, sigue resistiendo en su fe. Él escribe sobre la importancia del perdón, hasta el punto de perdonar a los interrogadores que lo golpearon y los médicos que se negaron a tratarlo. Él dice que todos debemos perdonar: “Para que no nos convirtamos la persona despreciada que nos persigue y nos tortura”.

El pastor afirma que le dijo a uno de sus verdugos que él le perdonaba, tan así que “el amor es fuerte como la muerte”, explicó Saeed concluyendo que “el gozo del Señor es mi fortaleza”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de ACLJ