Supuesta blasfemia provoca la quema de cien hogares cristianos en Pakistán

Según la información recabada por la Agencia Fides en el lugar, había entre 120 y 140 personas con quemaduras (hombres, mujeres, niños) que tuvieron que ser hospitalizadas, entre ellos el obispo Akram Gill, de la comunidad cristiana evangélica de Pakistán.

  • Persecuciones    
  • 11 mar 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Lahore. – Una multitud de unos 3.000 musulmanes incendiaron el sábado 9 de marzo, unas cien casas de cristianos en el distrito de Badami Bagh de Lahore, por un caso de supuesta blasfemia.

La turba de islamistas, atacó a varios agentes de la policía a quienes terminó hiriendo porque trataban de contenerlos. Según la información recabada por la Agencia Fides en el lugar, había entre 120 y 140 personas con quemaduras (hombres, mujeres, niños) que tuvieron que ser hospitalizadas, entre ellos el obispo Akram Gill, de la comunidad cristiana evangélica de Pakistán, que estaba en el lugar para tratar de detener la violencia.

El caso de supuesta blasfemia se refiere al cristiano Savan Masih, conocido como “Bubby”, que la policía detuvo hace dos días en respuesta a una denuncia en virtud del artículo 295c del Código Penal (al parecer, “la ley sobre la blasfemia”), que castiga por insultar al profeta Mahoma.

Según han comunicado los cristianos locales a la Agencia Fides, la acusación de blasfemia es completamente falsa. Chandar Masih, padre de Savan, ha negado que su hijo haya cometido blasfemia, diciendo que respeta profundamente al Profeta.

El obispo Sebastian Shaw OFM, Administrador apostólico de Lahore, dijo a la Agencia Fides: “Condenamos los actos de violencia de este tipo y hacemos un llamamiento al gobierno para que garantice la seguridad de los ciudadanos, y en especial de las minorías religiosas.

Hay personas que quieren hacerse justicia ellos mismos y creen estar por encima de la ley. Es un episodio muy triste que perturba nuestra ciudad. La gente inocente no está a salvo en sus casas. Expresamos a las familias afectadas todo nuestro apoyo y solidaridad. Con Cáritas estamos trabajando para dar cobijo y alojamiento. En este país hay que trabajar duro por la paz y la armonía”.

El Ministro de Justicia de la provincia de Punjab, Rana Sanaullah, ha dicho que “no ve ninguna razón para la violencia, sobre todo después de que la persona acusada de blasfemia haya sido arrestada”. Ha agregado que “los actos de vandalismo serán procesados””, mientras que “serán indemnizados en cinco días todos los que han sufrido daños a la propiedad”.

Fuente: Agencia Fides