Protestan porque se entregó al presidente de Indonesia el premio a la ‘tolerancia religiosa’

Cuando se anunció el premio, muchos señalaron de inmediato que SBY no ha hecho mucho por solucionar el problema de la creciente intolerancia religiosa y la violencia religiosa dentro del país musulmán más poblado del mundo.

  • Persecuciones    
  • 10 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Algunos indonesios consideran que su presidente, Susilo Bambang Yudhoyono, o SBY, no merece el premio World Statesman que le fue otorgado en Nueva York por el grupo interreligioso de la fundación Appeal of Conscience (ACF) el 30 de mayo de 2013.

Cuando se anunció el premio, muchos señalaron de inmediato que SBY no ha hecho mucho por solucionar el problema de la creciente intolerancia religiosa y la violencia religiosa dentro del país musulmán más poblado del mundo.

De hecho, los ataques a los grupos religiosos minoritarios del país han aumentado durante los últimos años.

Imam Shofwan, un residente de Yakarta, inició una petición en Change.org: “Me llamo Imam, soy un musulmán de la familia Nadhlatul Ulama. […] Como musulmán y ciudadano indonesio, me siento avergonzado por los numerosos hechos de violencia religiosa ocurridos bajo el actual gobierno”.

“Los grupos extremistas tienen vía libre para matar a los seguidores del Shiah y Ahmadiya. Se vuelve cada vez más difícil construir mezquitas en varias regiones de mayorías cristianas. Las autoridades locales limitaron el desarrollo de iglesias cristianas, entre ellas la HKBP Filadelfia y la GKI Yasmin cerca de Yakarta.

[…] Pido a la ACF que postergue la entrega del premio hasta que SBY mejore su desempeño en proteger a las minorías de Indonesia”.

Su petición recibió el apoyo de Frans Magnis Suseno, un sacerdote católico,

Damas y caballeros de la fundación Appeal of Conscience (ACF),[…] ¿Están ustedes al tanto de que el presidente Susilo Bambang Yudhoyono, durante y hasta ahora ocho años y medio de gobierno, ni una sola vez ha dicho algo al pueblo indonesio acerca del deber de respetar a las minorías? ¿Qué vergonzosamente ha eludido su responsabilidad con respecto a la creciente violencia hacia los pueblos chiitas y la Ahmadiya? Cientos de personas han sido expulsadas de sus hogares durante la presidencia de Susilo Bambang Yudhoyono, y aún viven hacinados en lugares como recintos deportivos…”.

Pocos días antes de la ceremonia de premiación, las víctimas de la violencia religiosa se concentraron frente al Palacio de Gobierno ubicado en Yakarta para obsequiar al presidente Susilo con el “Statements [discursos] Award”.

Al mismo tiempo, los inmigrantes indonesios que residen en Nueva York organizaron una sentada para protestar frente al hotel donde tiene lugar la premiación.

En el sitio web oficial de la fundación Appeal of Conscience se dice que su filosofía es la siguiente: libertad, democracia y derechos humanos son los principios básicos. Y su eslogan es: “El crimen cometido en nombre de la religión es el peor crimen contra la religión”. Según su filosofía y eslogan, SBY ya no cumple con los criterios para merecer el premio.

Fuente: Global Voice