Condenan a 15 años de trabajos forzados a un misionero por evangelizar Corea del Norte

De acuerdo a las cartas publicadas por la familia, el misionero dice que sufre de dolor de espalda, punzadas en el corazón, hipertensión, diabetes y su visión ha comenzó a deteriorarse.

  • Persecuciones    
  • 13 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Considerado el más perseguido de los cristianos en el mundo, Corea del Norte ha arrestado al empresario Kenneth Bae, de 45 años de edad, acusándolo de intentar “derrocar al gobierno” de Pyongyang.

Nacido en Corea del Norte, él y su familia se refugiaron en los EE.UU. donde obtuvo la ciudadanía. Bae, tenía una agencia de viajes y constantemente viajaba a su país de origen para prestar ayuda a los huérfanos de Corea del Norte.

Como un evangélico comprometido, pretendía ayudar y llevar decenas de misioneros de la organización misionera JUCUM para el país comunista, donde está prohibido por la ley predicar el evangelio.

Como miembro de una iglesia presbiteriana coreana en Saint Louis, en diciembre del 2011 testificó antes de iniciar su viaje. “Yo sé que Jesús quiere que yo sirva como un “canal” de bendición. A partir de este año, voy a empezar a llevar varios equipos misioneros a corto plazo a Corea del Norte”. Él pidió oraciones y ofrendas para realizar su proyecto.

A través de su compañía, Nations Tour, Kenneth Bae, tenía las facilidades de entrar y salir de uno de los países más cerrados del mundo.

Hasta que fue arrestado en mayo de este año, acusado de “actos hostiles” contra el régimen.

La Constitución de Corea del Norte dice claramente: “No se puede utilizar la religión como un medio para ayudar a las potencias extranjeras o destruir el estado o nuestro orden social vigente”.

De acuerdo con la organización misionera, la detención de Bae, se concretó cuando él le tomaba fotos a niños hambrientos que encontraba en las calles del país.

Esta semana, su familia y amigos publicaron una carta de Bae, donde explica las dificultades que han pasado en la cárcel y cómo su salud se está deteriorando. Su hermana Terri Chung está organizando una serie de vigilias de oración en los EE.UU. y está pidiendo que presionen al gobierno de Obama para que negocie la liberación del misionero.

Como las relaciones entre Pyongyang y Washington están bloqueadas debido al programa nuclear de Corea, es muy poco probable que esto ocurra. Una petición en Internet busca que se le conceda una “amnistía especial” a Bae que tiene miles de firmas que apoyan su liberación.

“Ahora es el momento. Debemos apelar a nuestros líderes legislativos para actuar y solicitar la amnistía para Kenneth”, dijo Chung.

La Casa Blanca, dijo que las actitudes se deben tomar con calma, pero el silencio sobre el tema es muy similar al tratamiento dado al pastor hacia el Saeed Abedini, que está atrapado en Irán a causa de su trabajo misionero.

De acuerdo a las cartas publicadas por la familia, el misionero dice que sufre de dolor de espalda, punzadas en el corazón, hipertensión, diabetes y su visión ha comenzó a deteriorarse.

La madre, Myunghee Bae, dijo que envió una carta con recortes de versículos de la Biblia, pero no se sabe su hijo recibió la misiva.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Huffington Post y Global Post.