nav
Martes 06 de Diciembre de 2016

Asesinan a tiros un traductor de la Biblia en la República Centroafricana

El traductor Elisée Zama, fue asesinado la semana pasada en Bangui, mientras trataba de escapar de la escalada de violencia que aún no ha terminado en dicho país.

  • Persecuciones    
  • 13 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un traductor de la Biblia de Wycliffe ha sido asesinado a tiros en la República Centroafricana la cual ha sido devastada por la guerra.

El traductor Elisée Zama, fue asesinado la semana pasada en Bangui, mientras trataba de escapar de la escalada de violencia que aún no ha terminado.

“Yo sé que sin vuestras oraciones, no podríamos continuar aquí”, dijo Bertin Oundagnon-Basso, director de la organización local de Wycliffe.

“Oren especialmente por la familia de uno de nuestros traductores, Elisée Zama, que estaba traduciendo la Biblia al idioma Mandja, él estaba a punto de entrar al Seminario de Teología Evangélico de Bangui para obtener un título en la traducción. Él deja una viuda e hijos”, dijo Bertin.

Muchos cristianos han sido perseguidos en la República Centroafricana desde que los musulmanes se apoderaron del gobierno a principios de este año. En solo un mes han cometido violaciones y asesinatos.

El país es en su mayoría cristiano. Algunos cristianos han estado luchando de nuevo, y en la última semana más de 500 personas han perdido la vida.

La República Centroafricana ha visto agravarse su perenne crisis desde el golpe de Estado perpetrado el pasado mes de marzo por la coalición rebelde Seleka, alzada en armas contra el presidente François Bozize.

Agencias humanitarias denuncian que la violencia se extiende por el país mientras millones de inocentes se ven obligados a huir.

La mayor parte de la población está cada vez más aterrorizada según avanza el desgobierno en un país ubicado en el corazón de África y que es mayor que España y Portugal juntos.

Hombres armados de grupos rivales saquean, matan, queman cosechas y viviendas. Muchas aldeas están vacías, con gente oculta en el campo o en la selva. Unas 460.000 personas, casi el 10% de sus 4,5 millones de habitantes, han tenido que huir de sus hogares.

Más de un millón ha llegado a la capital, Bangui, donde les resulta extremadamente difícil encontrar comida.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de CBN News