nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Misionera dice que ama y perdona a los asesinos de su marido en Libia

“A sus asesinos quiero decirles que yo los amo y los perdono. ¿Cómo podría ser diferente? Jesús nos enseñó a “amar a nuestros enemigos”, no matarlos o tomar venganza. Jesús sacrificó su vida por la gente que tomó su vida”, Anita Smith.

  • Persecuciones    
  • 27 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El profesor norteamericano, Ronnie Smith, era un “fabricante de tiendas”, un término para alguien que quiere trabajar como misionero, pero desempeñaba su profesión para eso. La estrategia es especialmente común en países donde está prohibido evangelizar abiertamente.

Sin embargo, Ronnie fue asesinado en Benghazi, Libia, a principios de este mes, mientras corría cerca de su casa. Las circunstancias de su muerte aún no están claras, porque se desconoce si se trata de un delito común o tiene que ver con el hecho de que él era un cristiano en un país que ha masacrado continuamente a los cristianos.

Su esposa, Anita Smith, de 33 años, dio varias entrevistas a las cadenas de televisión con declaraciones que revelan su compromiso cristiano. La pareja quería claramente a la población musulmana de Libia, que enfrenta una guerra civil desde hace más de dos años, ellos deseaban que dicho pueblo pudiese conocer a Jesús. Ella incluso escribió una “carta abierta” dirigida al pueblo de Libia que fue leída en televisión.

La misiva dice: Ronnie Smith era mi marido y mejor amigo. Amaba al pueblo de Libia. Durante más de un año.

Trabajó como profesor de química en una escuela en Benghazi… Fuimos a Libia porque vimos el sufrimiento del pueblo libio, pero también su esperanza, y queríamos ayudar a construir un futuro mejor…

Nuestros amigos y familiares en los EE.UU. siempre estaban preocupados por nuestra seguridad… Nos quedamos porque nos encantó el pueblo de Libia, y creímos que merecíamos correr el riesgo. Aun sabiendo todo lo que sé hoy, no tengo ninguna duda de que volvería hacer la elección de nuevo. Ronnie, quería mucho a los libios, especialmente a sus estudiantes… Él hizo todo lo posible para vivir su fe con humildad y respeto en una comunidad de personas con una fe diferente a la nuestra.

A sus asesinos quiero decirles que yo los amo y los perdono. ¿Cómo podría ser diferente? Jesús nos enseñó a “amar a nuestros enemigos”, no matarlos o tomar venganza. Jesús sacrificó su vida por la gente que tomó su vida, e hizo lo mismo para con todos nosotros. Su muerte y resurrección abrió la puerta para que andemos en el camino de Dios, en paz y perdón. Por causa de lo que Jesús hizo, Ronnie, ahora está con Jesús en el cielo. Jesús no vino sólo para llevarnos al cielo cuando morimos, sino para traer paz y restaurar esta Tierra. Ronnie los amaba, porque Dios los ama… pueblo de Libia.

Yo siempre esperé que Dios nos diera un corazón para quererte, pero nunca esperé que los amáramos tanto. Hemos venido a bendecirlos, pero nosotros hemos sido bendecidos más. Gracias por su apoyo y amor por Ronnie, para mí y para nuestro hijo, Hosea. Desde la muerte de Ronnie, mi amor por ti ha aumentado de una manera que yo no puedo imaginar…. los quiero a todos ustedes, el pueblo de Libia, saben que estoy orando por la paz y la prosperidad de Libia. La sangre de Ronnie derramada en suelo libio, fomentará la paz y la reconciliación entre el pueblo libio y Dios”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post y The Blaze