nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Gobierno de Kuwait prohíbe enseñanza y conversión al cristianismo

La persecución principal en Kuwait es la del islamismo extremista, que se expresa sobre todo en la esfera familiar. Las restricciones por parte del gobierno pueden ser explicadas por la ‘Paranoia Totalitarista’, ya que el jefe del estado no quiere que haya grupos organizados que puedan poner en peligro su hegemonía.

  • Persecuciones    
  • 18 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Kuwait no ha cambiado con respecto al año pasado en el tema de la persecución cristiana. Habiendo obtenido 49 puntos en la World Watch List 2013, el país llega a los 50 puntos en 2014 y está en el puesto 33.

La persecución principal en Kuwait es la del islamismo extremista, que se expresa sobre todo en la esfera familiar. Las restricciones por parte del gobierno pueden ser explicadas por la ‘Paranoia Totalitarista’, ya que el jefe del estado no quiere que haya grupos organizados que puedan poner en peligro su hegemonía.

Como las tensiones étnicas también están presentes, el ‘Antagonismo tribal’ es otra fuente de persecución. De acuerdo con la constitución, el Islam es la religión estatal y la Sharía la fuente más importante para las leyes.

El gobierno obliga a la instrucción religiosa a los estudiantes en todas las escuelas públicas y privadas. La enseñanza del cristianismo está prohibida, incluso para los que están reconocidos legalmente. La comunidad cristiana está formada sobre todo por trabajadores extranjeros. Los inmigrantes cristianos tienen cierta libertad. La conversión del Islam a otra religión no está permitida y el gobierno apoya con fuerza el proselitismo (evangelización) por parte de los Sunni musulmanes.

Para los cristianos conversos del Muslim background (Muslim Background Believers, MBBs), la principal fuente de persecución llega por parte de la familia y los musulmanes extremistas, y en menor importancia por parte de las autoridades.

Los conversos se enfrentan a discriminación, control policial de sus actividades, arrestos arbitrarios y abusos físicos y verbales. No se han registrado actos violentos significantes. No parece que la situación vaya a cambiar en un futuro próximo.

Se estima que de los cerca de 2.300 millones de cristianos en el mundo, entre 9.000 a 100.000 mueren cada año por razones de fe. Las persecuciones contra los cristianos aumentaron en 2013, según el Índice Mundial de la Persecución 2014, clasificación anual de los 50 países más afectados por el fenómeno, según la asociación Puertas Abiertas Francia, que coloca a Colombia en octavo lugar.

Fuente: Diario español Te Interesa