Mueren 30 personas tras ataque por musulmanes en aldea cristiana en Nigeria

Los musulmanes dispararon indiscriminadamente a los habitantes de la localidad, donde mataron principalmente a mujeres y niños

  • Persecuciones    
  • 9 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Lagos.- Un grupo de hombres armados musulmanes han matado al menos a 30 personas en un ataque en Shonog, localidad de granjeros cristianos en el centro de Nigeria, donde también resultaron heridos 25 residentes y ardieron 40 casas.

El asalto se produjo el lunes 7 en la región de Riyom, en el Estado de Plateau, donde son frecuentes este tipo de ataques étnico-religiosos, informó hoy el diario local “Punch”.

Grupos de pastores de las etnias musulmanas hausa y fulani se han enfrentado con frecuencia a granjeros cristianos en este Estado.

Un centenar de hombres armados invadieron la localidad sobre las 07.00 hora local (06.00 GMT), cuando muchos hombres habían dejado ya sus casas para trabajar en las granjas.

Los musulmanes dispararon indiscriminadamente a los habitantes de la localidad, donde mataron principalmente a mujeres y niños.

Mark Lipido, director de la ONG local Stefanos Foundation, aseguró que el número de fallecidos podría ser superior a 30, ya que muchos residentes se refugiaron, tras ser heridos, en los bosques cercanos.

“Las informaciones que nos llegan indican que pastos fulani atacaron Shorong. Nuestras fuentes nos indican que se han encontrado unos 30 cuerpos en la localidad y las inmediaciones”, indicó.


“Los habitantes están viendo sin poder hacer nada cómo los soldados no han actuado porque no se les ha pedido que actúen”, lamentó.

No en vano, el ataque se produjo pese a la presencia de militares nigerianos de las Fuerzas Especiales, desplegados en la zona para mantener la paz en el Estado de Plateau.

El portavoz de las Fuerzas Especiales, Salisu Mustapha, dijo que el elevado número de atacantes retrasó la respuesta de los soldados.

“Los soldados tuvieron que solicitar refuerzos mientras porque los atacantes eran muy numerosos”, declaró Mustapha.

Según el comandante, solo murieron seis personas y otras seis resultaron heridas en el ataque.
Los enfrentamientos étnico-religiosos son frecuentes en esta región central de Nigeria, donde han muerto miles de personas en los últimos años.

La lucha por la apropiación de los recursos naturales entre pastores musulmanes y granjeros cristianos es una de las principales causas de esta violencia, en la que se compiten por el pasto y el agua.

Fuente: EFE