nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Yihadistas decapitan a joven cristiano y hieren gravemente a otro en Siria

Un grupo de cinco yihadistas armados interceptaron un vehículo y abrieron fuego contra sus ocupantes. Al llegar al coche los milicianos, viendo que Fadi llevaba una cruz alrededor del cuello, le cortaron la cabeza.

  • Persecuciones    
  • 17 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Grupos de yihadistas han asesinado y decapitado a un joven cristiano y herido de gravedad a otro. El hecho ocurrió el 8 de enero, según la Agencia Fides, el informe lo hizo un sacerdote de la diócesis de Homs (Siria).

Los dos jóvenes, Firas Nader (29 años), y Fadi Matanius Mattah (34 años), viajaban en coche de Homs a la aldea cristiana de Marmarita. Un grupo de cinco yihadistas armados interceptaron el vehículo y abrieron fuego contra el automóvil.

Al llegar al coche, los milicianos viendo que Fadi llevaba una cruz alrededor del cuello, le cortaron la cabeza. A continuación se llevaron dinero y documentos, dejando a Firas en el suelo herido, creyendo que ya estaba muerto. Firas, testigo presencial de los hechos, consiguió ponerse a salvo, llegando a pie a la ciudad de Almshtaeih y luego trasladado al hospital de Tartous.

Algunos fieles consiguieron recuperar el cuerpo de Mattah, llevándolo a Marmarita, donde la comunidad cristiana local, con gran dolor y pena, ha expresado su fuerte indignación por este acto horrible.

Según un comunicado enviado a la Agencia Fides por ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ (AIN), la violencia contra los cristianos en Siria, en el rápido deterioro de la situación del lugar, contaminado por miles de facciones islamistas, se está convirtiendo en “una de las peores persecuciones soportadas por los cristianos en esta parte del tercer milenio”.

Los últimos informes, más de 600.000 cristianos -un tercio del total de los fieles sirios- están desplazados o viven como refugiados en los países vecinos. Los líderes cristianos confirman el éxodo masivo de los cristianos de Siria, lo que podría poner en grave peligro el futuro de los cristianos en la nación.

Fuente: Fides