Joven cristiano es torturado y asesinado por la policía de Pakistán

Para los agentes el joven murió en la cárcel “ahorcado”, sin embargo, la autopsia reveló que murió por las “graves lesiones internas” sufridas durante los interrogatorios. El joven fue arrestado por supuestos cargos de robo y sometido a repetidos abusos para obtener una confesión.

  • Persecuciones    
  • 19 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Islamabad.- Un joven que fue arrestado por supuestos cargos de robo y sometido a repetidos abusos para obtener una confesión, murió tras recibir “graves lesiones internas” sufridas durante los interrogatorios.

Sin embargo, la policía asegura que el pakistaní cristiano de 24 años, Sabir Masih, se suicidó “ahorcándose”, pero los informes médicos indican lo contrario pues acentúan “tortura y abuso”.

Sabir Masih, fue detenido en principio bajo sospecha (infundada) de robo. Con el fin de obtener una confesión, los agentes no dudaron en utilizar la fuerza, infligir lesiones que luego fueron fatales. La Iglesia Católica y miembros de la sociedad civil, han demandado justicia como el castigo contra los responsables para ponerle fin a la violencia y muerte de los ciudadanos comunes.

Sabir Masih, era padre de dos hijos, fue detenido el 11 de febrero por cargos de robo. Los agentes lo llevaron al cuartel de Kohsar, en Islamabad, considerada recientemente – tras una completa renovación – una supuesta “modelo” de estación de policía por la eficiencia en el cumplimiento de los procedimientos humanos hacia a los sospechosos.

El joven fue detenido durante la noche y lo interrogaron largamente.

La familia se apresuró de ir inmediatamente a la comisaría de policía para decir que el joven era ajeno al robo, pues había pasado todo el día en el trabajo y cuando regresaba a su casa fue arrestado.

“Él no ha cometido ningún delito”, gritaban en voz alta. La policía utilizó la fuerza para extraer una confesión – una práctica frecuente en Pakistán en casos similares – hasta causa la muerte de Sabir, ocurrida la noche entre el 11 y 12 de febrero.

Los oficiales trataron de ocultar los rastros de la violencia, sin embargo, los familiares insistieron en una autopsia confirmando que Sabir Masih murió debido a las “lesiones internas” causadas por lo que el poder judicial ha puesto en marcha una investigación, pero en este momento no se ha emitido ninguna medida contra los responsables.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Asia News