nav
Lunes 05 de Diciembre de 2016

8 familias cristianas son intimidadas para que abandonen su fe en Jesús en Pakistán

Ocho familias cristianas del pueblo, después de una campaña de intimidación y violencia que se prolonga desde hace más de tres meses, han hecho un llamamiento a los líderes de la Oficina de Asuntos Religiosos del Distrito de Phin, pero no han recibido respuesta.

  • Persecuciones    
  • 25 mar 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Laos.- Los fieles cristianos de Laos que viven en la aldea de Natahall en el distrito de Phin, en la provincia de Savannakhet (sur del país) están haciendo grandes esfuerzos para defender el derecho constitucionalmente garantizado a profesar la fe cristiana, y el derecho de propiedad de sus hogares.

Según la información de Fides, ocho familias cristianas del pueblo, después de una campaña de intimidación y violencia que se prolonga desde hace más de tres meses, han hecho un llamamiento a los líderes de la Oficina de Asuntos Religiosos del Distrito de Phin, pero no han recibido respuesta.

Para obligarlos a convertirse, el jefe de la aldea ha declarado públicamente que los cristianos “serán considerados responsables de cualquier muerte o evento adverso que pueda ocurrir en el lugar entre los habitantes de Natahall”.

Según los ancianos del pueblo, profesar una fe diferente del culto animista viola antiguas creencias y costumbres y puede tener efectos nefastos.

La orden de desalojo para las familias cristianas se remonta al 2 de diciembre de 2013. Las familias han decidido no vender y llevar el caso a nivel provincial y nacional, afirmando su derecho, garantizado por la Constitución, a profesar una fe de acuerdo a su conciencia y la libertad de culto para todos los ciudadanos de Laos.

En una nota enviada a la Agencia Fides, la ONG ‘Human Rights Watch for Lao Religious Freedom’ (HRWLRF) insta al gobierno de Laos a hacer cumplir la libertad religiosa, según lo dispuesto por la Constitución y la Convención Internacional de Naciones Unidas sobre Derechos Civiles y Políticos, ratificada por el Laos en 2009.

Fuente: Fides