Más de ciento treinta indígenas son expulsados en Colombia y no tienen lugar a dónde ir

Los indígenas habían huido de su lugar de origen porque autoridades locales habían torturado a 15 de ellos con el objetivo de que renunciaran a su fe en Jesús.

  • Persecuciones    
  • 19 mar 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

<

p>Unos 139 cristianos indígenas que habían sido desplazados de sus hogares en abril del 2013, por causa de su fe y que luego encontraron refugio en la granja El Pital, en Huila, Colombia. Nuevamente fueron expulsados y no tienen a dónde ir, ha revelado Open Doors de EE.

UU.

Los indígenas habían huido de su lugar de origen porque autoridades locales habían torturado a 15 de ellos con el objetivo de que renunciaran a su fe en Jesús. Sin embargo, al no ceder, tuvieron que huir para evitar mayores daños y aunque encontraron un refugio en una granja, el refugio era temporal y ahora no tienen ad dónde ir.

En realidad, después de haber pasado unos diez meses en la granja el dueño de ella los expulsó porque al final no soportó más sus actividades cristianas.

Lamentablemente estos indígenas están sin hogar y carecen de recursos necesarios para encontrar uno nuevo por lo que Open Doors, está pidiendo que oren por ellos para que Dios les provea finanzas y un nuevo lugar para vivir. Además, orar por la salud de varias personas que son de edad avanzada y otros que están enfermos, y por los 42 niños que forman parte de su grupo.

Fuente: Mundo Cristiano