nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Indignación provoca imagen de bebé cristiano apuntado por armas en Siria

El pequeño cautivo, aterrorizado y rodeado por musulmanes suníes armados con rifles que le apuntan a la cabeza, ha sido expuesto en las redes sociales radicales como un trofeo de guerra y un contundente aviso a la menguante comunidad cristiana de Siria.

  • Persecuciones    
  • 24 abr 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La imagen de un bebé cristiano amenazado por varios fusiles de asalto, ha sido utilizada para reforzar el apoyo al presidente sirio Bashar al Assad, lo que ha generado gran indignación.

La fotografía intenta mostrar a los rebeldes sirios como a un niño aterrorizado a punta de armas; fue publicada en una cuenta de un miembro del ejército junto a una leyenda que dice: “Nuestro rehén más joven de entre las hostiles sectas de Kessab”.

La autenticidad de la imagen ha sido puesta en duda por los expertos, pero según cita el portal Daily Mail, fue tomada en una aldea armenia, cerca de la frontera de Siria con Turquía.

Kessab está poblado por cristianos

Kessab, está compuesto por una población pequeña pero que en su mayoría son cristianos y se encuentra próxima a la frontera con Turquía. El paso de los islamistas por el lugar ha dejado un rastro de sangre y destrucción: iglesias devastadas, hogares incendiados y más de 2.000 desplazados.

Por el momento, se desconoce si el centenar de cristianos de Kessad que fueron secuestrados están muertos, aunque los captores han demostrado que uno de ellos, es un pequeño de pocos meses, todavía sigue con vida.

El pequeño cautivo, aterrorizado y rodeado por musulmanes suníes armados con rifles que le apuntan a la cabeza, ha sido expuesto en las redes sociales radicales como un trofeo de guerra y un contundente aviso a la menguante comunidad cristiana de Siria, cada vez más castigada por los “opositores” e ignorada por Occidente.

El conflicto en Siria ya cobró la vida de más de 150 mil personas. Al menos 9.3 millones de personas están afectadas por el conflicto y alrededor de 3.5 millones viven bajo sitio.

Fuente: Terra y Minuto Digital