Gobierno de China comienza a demoler la iglesia protestante de Sanjiang

La auténtica intención del gobierno sería la de debilitar la presencia cristiana en Wenzhou, durante un tiempo denominada la ‘Jerusalén de Oriente’, por el gran número de cristianos y aún hoy un bastión de la fe en China.

  • Persecuciones    
  • 1 may 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Shanghai.- En abril habíamos informado que miles de cristianos chinos habían pedido a las autoridades locales que detuvieran la campaña de demolición contra las iglesias de su provincia.

China Aid Association, informaba que los feligreses de Zhejiang (este) estaban intentando echar abajo un programa destinado a hacer desaparecer sus lugares de culto. Las autoridades afirman que los locales no se ajustan a los estándares de construcción.

Una multitud de cristianos se habían reunido en la iglesia de Sanjiang, en la ciudad de Wenzhou, para prevenir su demolición por lo que el templo se convirtió en un símbolo de la resistencia cristiana.

Sin embargo, después de un mes de protestas pacíficas, el gobierno chino ha comenzado a demoler la iglesia protestante de Sanjiang, cuya construcción fue aprobada por las autoridades. Pero eso no es todo ya que otras diez iglesias de la provincia de Zhejiang han recibido la orden de demolición, lo que indica que son medidas drásticas que buscan debilitar o frenar el crecimiento del cristianismo.

Los fieles y los pastores acusan al gobierno de haber infiltrado en la iglesia de Sanjiang a falsos cristianos para destruir los micrófonos que estaban allí colocados para grabar toda actividad que allí se desarrollase.

La iglesia está rodeada de policías, que no permiten a nadie el poder acercarse.

Según los fieles y los pastores de la Sanjiang, detrás de la decisión de demoler la iglesia hay en realidad motivos políticos. Las excusas que han utilizado son, por ejemplo, que la cruz que domina el techo es “demasiado alta”, según el secretario comunista provincial Xia Baolong. También se argumenta que la estructura total es de más de 1000 metros cuadrados y por consiguiente es uno de los edificios más grandes de la zona.

Pero la auténtica intención del gobierno sería la de debilitar la presencia cristiana en Wenzhou, durante un tiempo denominada la ‘Jerusalén de Oriente’, por el gran número de cristianos y aún hoy un bastión de la fe en China.

De hecho, al inicio de 2014 Feng Zhili -jefe de la Comisión de asuntos étnicos y religiosos de Zhejiang- definió “un peligro” la difusión del cristianismo en la zona y que sería “demasiado excesiva”.

Estas instrucciones se aplican a edificios de la iglesia oficial reconocida y supervisada por el Estado, y no a la que prospera fuera del control de las autoridades, conocida como la del “silencio”.

El gobierno a través de las autoridades locales afirma que la razón de la demolición del templo, es por construir una iglesia protestante en ese lugar, lo que violó un código de construcción y también porque la estructura era insegura.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Asia News